Redacción BLesEl expresidente Donald Trump, publicó un nuevo aviso de campaña el 2 de junio advirtiendo a los estadounidenses lo que está ocurriendo con el país en un momento en que no solo la inmigración ilegal, la inflación están poniendo el país en peligro, sino también los ataques cibernéticos que apuntan al abastecimiento de comida y la infraestructura.

En su nuevo aviso, Trump advierte: “No podemos permitir que nuestro país sea destruido. Y eso es lo que está ocurriendo”.

El expresidente está luchando para elegir a los republicanos que volverán a las políticas de América Primero describe el video. “Conseguiremos que las personas adecuadas ocupen los cargos y esto sucederá rápidamente”, afirma Trump.

“Vamos a elegir a los mejores, a gente que ama a nuestro país, a gente que sabe cómo hacerlo funcionar”, agregó.

El anuncio apunta a las elecciones de medio término con la que los republicanos podrían ganar algunos asientos en el Cámara de representantes y acortar la mayoría demócrata, que actualmente pueden pasar leyes sin el apoyo de ningún republicano.

Los ataques cibernéticos son un ensayo de algo mayor dicen los expertos

A solo seis meses de haber asumido como presidente, Biden sufrió tres ataques cibernéticos importantes, mientras que en los cuatro años de Trump, no solo no hubo ataques de este tipo sino que los enemigos de Estados Unidos fueron aislados con sanciones y atacados cuando fue necesario, como el caso del asesinato del líder Solemani de Irán.

Los dos más importantes fueron el ataque al oleoducto Colonial que afectó seriamente el suministro de combustibles en la costa este y que como consecuencia disparó el precio del combustible.

El último ataque cibernético a una procesadora de carne, JBS de Colorado, donde se procesa más del 20% de la carne vacuna y 18% de la carne de cerdo de todo el país, también impactó en los precios y suministro de las carnes en todo el país.

También se reportó un ataque al sistema de trenes subterráneos de Nueva York, aunque no se reportaron daños mayores.

No obstante, expertos en seguridad cibernética opinan que estos ataques podrían ser un ensayo para ver la reacción de la administración Biden, y que más ataques similares podrían paralizar el país completamente.

El ex representante de Virginia, Denver Riggleman, que también sirvió en la inteligencia militar y privada, dijo que es importante demostrar públicamente las serias repercusiones para los hackers, independientemente de si operan en nombre de un gobierno, una entidad criminal o un grupo terrorista.

“No importa si te disparan por accidente o a propósito, te siguen disparando”, dijo. “Tanto si están construyendo algún tipo de plan de ciberataque contra nosotros como si se trata de elementos criminales que están viendo lo débiles que somos en nuestra respuesta, ambas cosas se traducen en lo mismo: y es que tenemos una débil estrategia nacional de ciberdefensa”.

Riggleman puso en términos concretos qué pasaría si estos ataques se hacen más fuertes y seguidos mientras los demócratas con Biden muestran un país débil.

“¿Se imaginan que en nuestro país se cortaran los alimentos, las comunicaciones y la electricidad a la vez durante cuatro días? Sería un caos. Sería un apocalipsis zombi absoluto”, exclamó el exlegislador.

Le recomendamos: Los OSCUROS VÍNCULOS de FAUCI con el LABORATORIO de WUHAN

Ad will display in 09 seconds

Según Stamford, director general de la empresa de ciberseguridad OccamSec, la situación es aún peor.

“Si lanzo un ciberataque contra ti, si cualquier otra persona es capaz de conseguir de alguna manera una copia de ese ataque que yo utilizo, puede ir y utilizarlo también”, explicó.

Otros expertos solo lo reducen al deseo de los hackers de hacer dinero y desestiman que pueda ser algo mayor.

‘Diversidad’ en las fuerzas de seguridad, fronteras abiertas a criminales y perseguir a los ‘terroristas’ blancos, las ‘fortalezas’ de Biden y los demócratas

Mientras ocurren los ataques cibernéticos, la inflación aumenta y el país se llena de inmigrantes ilegales, muchos de ellos criminales que huyen de sus países, la administración Biden y los demócratas en el Congreso están obsesionados con tener fuerzas policiales y de seguridad más ‘diversas’, y en terminar con el ‘terrorismo’ de los seguidores de Trump, o como también les llaman ‘supremacía blanca’.

Según la descripción del rol del Departamento de Seguridad Doméstica, liderado por Alejandro Mayorkas:

“Cuando se producen incidentes cibernéticos, el Departamento de Seguridad Doméstica (DHS) proporciona asistencia a las entidades potencialmente afectadas, analiza el impacto potencial en toda la infraestructura crítica, investiga a los responsables junto con los socios de la aplicación de la ley, y coordina la respuesta nacional a los incidentes cibernéticos significativos”.

“El Departamento trabaja en estrecha coordinación con otros organismos con misiones cibernéticas complementarias, así como con el sector privado y otros propietarios y operadores no federales de infraestructuras críticas, para garantizar una mayor unidad de esfuerzos y una respuesta de todo el país a los incidentes cibernéticos”.

Además de haber anunciado el 25 de mayo la intención de regular la ciberseguridad en la industria de los oleoductos, ni Mayorkas ni Biden se han referido a los mismos, no los han condenado, mostrando una vez más, una administración débil ante los enemigos de Estados Unidos.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com