Redacción BLes – El presidente de los EE. UU., Donald J. Trump, parece dispuesto a cumplir su promesa de campaña de ‘restituir’ el ejército de los EE. UU. librándolo de malos actores, e indultando a soldados que son acusados “injustamente” de cometer crímenes de guerra.

“Algunos de estos soldados son personas que han luchado mucho, mucho tiempo. Ya sabes, les enseñamos cómo ser grandes luchadores, y luego, cuando pelean, a veces reciben un trato muy injusto”, dijo Trump poco antes del Día de los Caídos, según USA Today.

“No me gustó la forma en que la Marina manejó el juicio del Navy Seal Eddie Gallagher. Fue tratado muy mal pero, a pesar de ello, fue completamente exonerado de todos los cargos importantes”, tuiteó días después el mandatario.

“Luego le devolví el rango a Eddie”, continuó diciendo. “Eddie se retirará pacíficamente con todos los honores que se ha ganado, incluyendo su insignia de Tridente”, indicó aclarando que se descartaba que le fuera reducido su rango, su pensión y sus beneficios justo cuando el veterano, con 19 años de carrera militar a sus espaldas, se preparaba para jubilarse.

No solo eso, tras ser indultado Gallagher acabó siendo ascendido y se le asignó un cargo como instructor. “Antes de la acusación del Operador de Guerra Especial de Primera Clase Edward Gallagher, había sido seleccionado para ser ascendido a Jefe Superior, se le otorgó una Estrella de Bronce con una ‘V’ de valor y se le asignó un puesto importante en la Marina como instructor”, explicó en una declaración la Casa Blanca, de acuerdo con el medio Task & Purpose.

Cabe mencionar que el mandatario también indultó a otros dos soldados el 15 de noviembre. El comandante del ejército Mathew Golsteyn, un boina verde condecorado, que iba a ser procesado por matar a un presunto fabricante de bombas talibán responsable de la muerte de dos marines, y el teniente Clint Lorance, condenado en 2013 por el asesinato de dos combatientes, al parecer desarmados, en Afganistán y que cumplía una condena de 19 años.

El Secretario de la Marina despedido por falta de sinceridad

“Del mismo modo, los grandes sobrecostes de los procedimientos de contratación de la administración anterior no se trataron a mi satisfacción”, continuó explicando el Presidente Trump en su cuenta de twitter. “Por lo tanto, los servicios del Secretario de la Marina Richard Spencer han sido rescindidos por el Secretario de Defensa Mark Esper. Agradezco a Richard por su servicio y compromiso”, añadió.

De acuerdo a AP, el secretario de Defensa, Mark Esper, revelaría más tarde que Spencer urgió a la Casa Blanca a sus espaldas y por propia iniciativa, a despojar al SEAL de su rango.

En una declaración firmada por el portavoz del Departamento de Defensa, Jonathan Hoffman, se señaló que Esper estaba “profundamente preocupado” por la “falta de sinceridad” de Spencer tras mantener conversaciones directamente con la Casa Blanca en relación a Gallagher, e intentar negociar secretamente un ‘castigo’ para el oficial por un caso del que fue absuelto meses atrás.

Las recientes declaraciones del Presidente Trump coinciden con las que realizó durante la campaña de 2016, cuando advirtió: “Bajo el liderazgo de Barack Obama y Hillary Clinton, creo que los generales han sido reducidos a escombros”.

“Se han reducido a un punto en el que es vergonzoso para nuestro país”, enfatizó durante el Foro del Comandante en Jefe, describió Político.

El liderazgo militar en la mira

Este grupo de líderes militares también estuvo de acuerdo con que el expresidente Obama impulsara la entrada de personas ‘transgénero’ en el ejército, y se rebelaron contra el presidente Trump cuando este revirtió la política, señaló el periodista Daniel Horowitz para el Conservative Review.

“Es el mismo liderazgo militar que exige rotundamente una participación interminable y sin rumbo en guerras civiles islámicas intratables, colocando a nuestros soldados en situaciones imposibles sin resultado positivo, y luego procesándolos en casa”, añadió.

Un estudio mostró que las interminables intervenciones en el Medio Oriente costaron hasta $ 6,4 billones de dólares de los contribuyentes. “No tenemos nada que mostrar, pero casi 7,000 estadounidenses muertos, más de 50,000 heridos, un Irán fortalecido y las carreras acabadas, si no por muertes en el campo de batalla, por enjuiciamientos en el campo de batalla”, detalló Horowitz.

“Esté atento a las historias que aparecen en los medios de comunicación sobre la inquietud y los murmullos entre los altos mandos del Pentágono sobre lo infelices que están con la actitud del presidente hacia estos supuestos casos de crímenes de guerra”, subrayó concluyendo “ahora es el momento de que todos se vayan o que [el presidente] Trump los despida”.

“Nos estamos quedando sin dinero”

Numerosos informes en 2017 como el del Military Times daban a conocer que “solo tres de los 58 equipos de combate de la brigada del ejército estaban listos para la lucha; el 53% de los aviones de la Armada no podían volar; la Fuerza Aérea solo tenía 723 pilotos de combate; y el Cuerpo de Marines necesitaba 3.000 tropas más”.

“Nos estamos quedando sin dinero” para abordar esas necesidades inmediatas y proporcionar el personal adicional y los fondos de mantenimiento para planificar el futuro, señaló el almirante de la Armada William Moran a Military Times.

Al principio de la guerra de Irak, incluso hubo informes de militares desplegados que tenían que comprar sus propios chalecos antibalas y sus equipos de protección, y de vehículos blindados inadecuadamente.

Además, los recortes presupuestarios del gobierno de Obama provocaron que la gran mayoría de los aviones del Cuerpo de Marines no pudieran volar, de acuerdo a Fox News.

Para 2018, el presidente Donald Trump, anunció que revertía la situación con un nuevo proyecto de Ley de Defensa que introducía miles de nuevos reclutas a unidades de la Guardia Nacional, de reserva y de servicio activo, y reemplazaba tanques, aviones, buques y helicópteros viejos con tecnología más avanzada.

Además, aumentó el salario de los militares un 2,6%, el mayor incremento en 9 años, y autorizó miles de millones de dólares para construcciones militares, incluidas viviendas familiares, describió AP en un informe replicado en los medios.

“Creo que lo que estoy haciendo es defender a nuestras Fuerzas Armadas. Y nunca hubo un presidente que las haya defendido, y que lo haya hecho como yo, incluyendo el hecho de que gastamos 2,5 billones de dólares en la reconstrucción de nuestras Fuerzas Armadas”, dijo el presidente en la Casa Blanca el 25 de noviembre.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.