Redacción BLes.com – En un tweet publicado el viernes 10 de julio, el presidente Trump pidió reexaminar el estatus de escuelas y universidades que reciben fondos públicos y/o están exentas de pagar impuestos, debido al adoctrinamiento ideológico radical de izquierda.

 

“Demasiadas universidades y escuelas tienen adoctrinamiento radical de izquierda, no educación. Por ello, le estoy diciendo al Departamento de Tesoro que re-examine su condición de exentos de impuestos… y/o financiación, el cual se les quitará si esta Propaganda o Ley contra la Política Pública continúa. Nuestros niños deben ser educados, ¡no adoctrinados!”, tuiteó el mandatario estadounidense.

Por largo tiempo, muchos conservadores y republicanos se han quejado o han denunciado la continua censura tanto en los campus universitarios como en las escuelas. El mero uso de la gorra MAGA, ha generado controversia, violencia, calumnias y acusaciones. Los niños en las escuelas y los estudiantes universitarios, no pueden decir en voz alta que apoyan al presidente Trump, tampoco pueden decir que son provida, o que creen en Dios, todas estas tradiciones americanas ahora son atacadas, censuradas y usualmente hay una respuesta violenta del lado opuesto. Todo es el resultado de ideas comunistas y socialistas enseñadas bajo el disfraz del progresismo o de la identidad política, según el análisis de Jordan Perterson para Prager U.

El 21 de febrero de 2019 en la Universidad de Berkley, California, Hayden, un estudiante miembro de la organización conservadora Turning Point USA fue duramente golpeado por otro estudiante cuando hacía una campaña bajo el lema “Los falsos crímenes de odio, hieren a las verdaderas víctimas” haciendo referencia el  caso de Jessie Smollet, un actor negro que fingió ser atacado por dos hombres con la gorra MAGA en la ciudad de Chicago, según reportó Fox News.

En respuesta a este incidente, Trump firmó una orden ejecutiva para “proteger la libertad de expresión en los campus” y de hecho estrechó las manos de Hayden en la CPAC (Conferencia de Acción Política Conservadora) de ese año, por “haber recibido un puñetazo por todos nosotros”.

El 21 de noviembre de 2019 en el condado de Hamilton, Florida, un niño de 14 años fue atacado por cinco compañeros en el bus escolar por haber usado una gorra MAGA, según reportó Fox News. El video se hizo público y los atacantes fueron acusados de delito menor de agresión.

Algunos cibernautas cuestionaron los dichos de Trump, preguntando si las matemáticas o las ciencias son de extrema izquierda, tratando de argumentar que sus comentarios no tenían respaldo. Sin embargo, en la era Obama, se prohibió rezar en las escuelas, y en cambio ahora niños tan chicos como 3 y 4 años, asisten a seminarios con drag queen (hombres disfrazados de mujeres) que cuentan cuentos para inculcar en los niños la ideología de género. Según se ha denunciado, muchos de estos drag queen son hombres con antecedentes de abuso sexual a niños.

La intención del presidente de reabrir las escuelas se ha encontrado con la oposición de algunos sindicatos como la NEA (Asociación Nacional de Educación) y con los lineamientos de la CDC (centro para control de enfermedades contagiosas) cuyos requisitos aún apuntan a las clases virtuales o a evitar el amontonamiento de los estudiantes.

Por otro lado, no está claro cuál es el alcance o el poder real que tiene el presidente para proceder a cambiar el estatus de estas instituciones o cortar su financiamiento, ya que muchas veces estas reciben fondos fiscales estatales o de sus distritos locales, y no directamente federales. Pero la iniciativa ya ha generado buenas reacciones en su base de seguidores que ve este problema del adoctrinamiento de izquierda como algo muy grave y que daña los valores judeocristianos con los que se fundó el país.

Alvaro Colombres Garmendia – Redacción BLes.com