Redacción BLes – El expresidente estadounidense, Donald Trump, se entregó por completo al cumplimiento de su juramento de trabajar por Estados Unidos y, además de comprometer toda su capacidad humana donó los 400.000 dólares anuales de su sueldo y vio disminuir casi a la mitad su cuantiosa fortuna.

Así, al iniciar su campaña presidencial en el año 2015 ocupaba el puesto 121 en la escala de Forbes al poseer 4.500 millones de dólares en bienes, no obstante, al terminar con su gestión estos se habían reducido a 2.500 millones de dólares, según Washington Examiner del 4 de febrero. 

Pero a pesar de haber llevado al país a niveles de desarrollo económico muy superiores y de cumplir con las promesas de campaña, sintetizadas en el lema Hacer a América Grande Otra Vez (MAGA, por la sigla en inglés), los demócratas lo acusaron de incitar la violencia en los desórdenes ocurridos en el Capitolio en 6 de enero. 

Y por esa acusación, desvirtuada por los hechos, le armaron un juicio político considerado inconstitucional por los expertos.  

Además, numerosas empresas bloquearon sus actividades económicas, incluyendo algunos bancos, perjudicando las actividades comerciales de la Organización Trump.  

Le recomendamos:

Durante el año 2020 la organización experimentó un descenso de los ingresos del 38%, equivalentes a los 278 millones de dólares.

Si bien su resort Mar-a-Lago en Florida aumentó los ingresos en el 13% en el mismo año, pasando de 21,4 millones de dólares a 24,2 millones, en otras épocas tuvo ingresos por valor de 30 millones de dólares.

De acuerdo con las declaraciones de Eric Trump, hijo del expresidente y quien dirige la Organización Trump junto con su hermano Donald Jr., su familia sufre las consecuencias del boicot de los izquierdistas que rechazan sus políticas. 

“Vivimos en la era de la cultura de la cancelación, pero esto no es algo que haya empezado esta semana. Es algo que nos han estado haciendo a nosotros y a otros durante años”, declaró Eric a mediados de enero

No obstante, 75 millones de electores votaron por él como presidente y lo seguirán “hasta el fin del mundo”, afirmó Eric. 

Actualmente Trump representa una “fuerza política importante” para la mayoría de los republicanos, de acuerdo con la reciente investigación de la encuestadora nacional estadounidense Rasmussen.

Los resultados evidencian que para el 56% de los republicanos el expresidente Trump es importante en el marco de los acontecimientos políticos de Estados Unidos, con lo cual están de acuerdo el 39% de los electores independientes, en tanto que la mayoría de los demócratas no lo cree así, según The Post Millennial del 22 de enero.

José Hermosa – BLes