Los candidatos de ultra-derecha apoyados por el ex presidente vencieron a los candidatos anti-Trump que responden a Liz Cheney a lo largo de todo el país.

Este martes se llevaron a cabo las elecciones primarias en cinco estados, y el ex presidente Donald Trump marcó una fundamental victoria para recuperar el control del Partido Republicano en los Estados donde le fue mal en 2020.

De cara a las elecciones legislativas de este año, Trump está intentando que candidatos que responden directamente a él se queden con la nominación del Partido Republicano. En 2020, en estados conservadores como Arizona o Georgia, a pesar de tener republicanos en el poder, se aliaron con Biden y lo traicionaron.

Hasta el momento, Trump lleva ganando una amplia mayoría y se ha quedado con más del 90% de las contiendas, especialmente después de esta ronda electoral. La única derrota que lleva en el hombro es en el estado de Georgia, donde ganaron para la reelección tanto el gobernador Brain Kemp como el secretario de Estado Brad Raffensperger, quienes sabotearon la auditoría que Trump quiso hacer de las elecciones del 2020.

Arizona

Arizona es el otro gran estado republicano que había abandonado a Trump durante la pandemia, pero hoy quedó confirmado que fue una cuestión transitoria, y los prinicipales candidatos que apoyó el ex presidente se quedaron con la nominación.

En las elecciones primarias de Arizona, la candidata trumpista de derecha Kari Lake se alzó victoriosa para la gobernación luego de imponerse sobre la anti-Trump Karrin Taylor Robson, en una muy reñida elección donde los votos por correo volvieron a jugar un papel fundamental perjudicando al candidato de Trump, pero esta vez sin éxito.

Después de 4 días de conteo de votos, donde constantemente aparecían nuevos lotes con cajas llenas de boletas enviadas por correo, finalmente Kari Lake consolidó su posición en el condado de Maricopa, y terminó ganando el distrito electoral más grande del país, lo que le permitió conseguir los votos que necesitaba para imponerse sobre Robson.

Entrada la noche del jueves, Lake sacó una considerable ventaja de 4 puntos (47,7% a 43,4%), liderando el estado por alrededor de 40.000 votos. Aunque parecía que iba a entrar otro bache de votos este viernes, finalmente se declaró victoriosa a la candidata trumpista. Lake también tuvo el desafío de ganarle a Robson con el voto dividido, ya que había otro candidato trumpista, Matt Salmon, quien obtuvo el 3,9% de los votos.

Karrin Robson, actual secretaria de estado de Arizona, fue la responsable de rechazar una auditoría de las elecciones en 2020 y fue respaldada por el ex vicepresidente Mike Pence, quien estaba mirando de cerca este ciclo electoral ya que en caso de que Trump no consiga suficiente apoyo interno en el partido, planea disputarle las primarias al ex presidente en 2024

En las elecciones generales que definirán quien ocupará el cargo de gobernador de Arizona, a celebrarse en noviembre, Lake deberá enfrentarse a la demócrata Katie Hobbs, quien resultó victoriosa por un enorme margen ante sus contrincantes Marco López (22,5%) y Aaron Lieberman (4,9%), habiendo obtenido Hobbs el 72,6% del total de los votos en las elecciones primarias del Partido Demócrata.

Otra gran victoria de Trump se dio para la nominación a candidato a senador. Blake Masters, fácilmente el candidato más de derecha de la historia del Partido Republicano, arrasó al anti-trumpista Jim Lamon, por 39,4% contra el 28,5% respectivamente. Esta victoria encima se dio con Mark Brnovich, Mick McGuire y Justin Olson, otros tres candidatos trumpistas, obteniendo 18,1%, 8,8% y 5,1% respectivamente.

Masters es bastante conocido en el mundo de la tecnología debido a sus vínculos de años con el mega-empresario Peter Thiel, cofundador de PayPal y aliado de Trump. El ahora candidato a senador era director de operaciones de Thiel Capital y presidente de la fundación personal de Thiel. Renunció a esos cargos en febrero para hacer campaña.

Ahora Masters deberá enfrentar al demócrata Mark Kelly, actual senador por Arizona, quien tiene una agenda conservador y se logró colar como un senador demócrata en un estado extremadamente republicano en las irregulares elecciones del 2020.

Michigan

Una de las contiendas más destacadas en la semana para los candidatos trumpistas fue la victoria para diputado de John Gibbs en el 3er distrito del estado de Michigan.

Gibbs, un afroamericano ferviente admirador de Trump, consiguió derrotar a Peter Mejier, actual diputado por el distrito, y uno de los diez republicanos que votó a favor del impeachment para destituir al presidente Trump luego de los incidentes del Capitolio el 6 de Enero de 2021.

A su vez, en el estado de Michigan, en las primarias para la gobernación, un sorpresivo respaldo de Donald Trump a Tudor Dixon una semana antes de las elecciones dió sus resultados, y la conductora radial de derecha resultó victoriosa en las primarias republicanas y se enfrentará para destronar la hegemonía de la actual gobernadora comunista Gretchen Whitmer.

Missouri

En las elecciones primarias del estado de Missouri, el procurador general del estado, Eric Schmitt, quien contaba con el apoyo de Trump, consiguió la victoria, y se enfrentará en noviembre a Trudy Busch Valentine, en lo que será la contienda para reemplazar al saliente senador republicano Roy Blunt.

Schmitt se impuso con un total del 44,8% por sobre Vicky Hartzler (23,1%), el ex-gobernador del estado Eric Greitens (19,5%), el representante Billy Long (3,9%) y por sobre Mark McCloskey (3,1%), el famoso abogado que defendió su propiedad privada con un rifle luego de que una manifestación de Black Lives Matter (BLM) trataran de ingresar a su hogar.

El procurador general, ha respaldado a Trump en la causa por el fraude en las elecciones presidenciales del 2020, así como también ha apoyado causas contra la administración Biden por el cierre del gasoducto Keystone y una causa contra China por los daños causados por la pandemia del Covid-19.

Kansas
En las elecciones que definirán quien peleará las elecciones que elegirán gobernador en Kansas, el procurador general del estado Derek Schmidt resultó victorioso tras superar por un amplio margen a su contrincante anti-Trump Arlyn Briggs con un resultado aplastante de 80,61% a 19,39%.

Schmidt, quien cuenta con el apoyo tanto del presidente Trump como de Mike Pompeo, deberá enfrentarse en Noviembre a la actual gobernadora de Kansas Laura Kelly, quien gobierna una estado que votó masivamente por Trump en 2020 pero optó por una gobernadora demócrata en 2018.

Washington

En el estado de Washington (no confundir con el distrito federal Washington DC), el candidato respaldado por Trump, Joe Kent, por lejos la apuesta más arriesgada del ex presidente por apoyar un veterano desconocido con una ideología radical de derecha, no estaría rindiendo sus frutos.

Kent está en camino de perder la nominación para diputado por el 3er distrito por un margen minúsculo contra la diputada anti-Trump Jaime Herrera Beutler. La legisladora tiene 23,3% al 99,9% escrutado y Kent se ubica en 22,4%.

Nuevamente, los votos por correo jugaron un papel fundamental en darle la victoria al candidato anti-Trump, y la inexperiencia política de Kent le jugó en contra. Además, no quiso negociar con Heidi St. John y Vicki Kraft, otras dos candidatas de derecha trumpista, que sacaron 16% y 4% respectivamente y fácilmente podrían haberle dado la victoria a Trump si se juntaban en una única candidatura.

Fuente: La Derecha Diario

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.