Redacción BLes- Usando la cuenta de su asesor de redes sociales Dan Scavino, pues sus cuentas personales en Twitter y Facebook fueron bloqueadas, el presidente Trump publicó una declaración rechazando la certificación de los resultados de las elecciones pero asegurando una transición del poder ordenada.

“Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos me confirman, sin embargo habrá una transición ordenada el 20 de enero. Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que sólo se cuenten los votos legales. Aunque esto representa el final del primer mandato más grande de la historia presidencial, es sólo el comienzo de nuestra lucha para hacer a América grande de nuevo!”

Luego de los incidentes violentos del día 6 de enero, donde un grupo de agentes de Antifa infiltrados en medio de los patriotas que fueron a expresar su rechazo al fraude electoral de los demócratas, se vio un repentino cambio de actitud de muchos representantes y senadores que inicialmente confirmaron iban a apoyar al presidente en su disputa contra la certificación de los resultados electorales.

Todas las objeciones presentadas por unos 6 representantes y senadores, fueron votadas en contra de manera abrumadora, de alguna manera como si estos legisladores intentaran culpar a Trump por la violencia que se vio en Washington DC el día miércoles 6 de enero.

Por ejemplo los senadores Ted Cruz, Josh Hawley, Cindy Hyde-Smith, Cynthia Lummis, Rick Scott, Roger Marshall y Tommy Tuberville fueron los únicos que votaron para objetar los resultados de Pensilvania, de un grupo inicial de 77 representantes y una decena de senadores. La votación final fue de 92-7.

De manera similar, la objeción a los votos de Arizona tuvo un voto final de 93-6 donde fueron Ted Cruz (R-TX), Josh Hawley (R-MO), John Kennedy (R-LA), Cindy Hyde-Smith (R-MS). y Sen. Roger Marshall (R-KS) quienes objetaron.

The Gateway Pundit recopiló algunas imágenes donde se puede ver que los supuestos seguidores de Trump eran comunistas, Antifa que fueron a la marcha con la clara intención de generar disturbios y manchar la manifestación pacífica.

 

“Un exagente del FBI en el Capitolio de los EE. UU. me acaba de enviar un mensaje de texto y confirmó que al menos un autobús lleno de matones de Antifa se infiltró en los manifestantes pacíficos de Trump como parte de una falsa operación con la bandera de Trump.”

Por ello, resulta un poco extraño el cómo se desenvolvieron los eventos, sobre todo la reacción de muchos aliados de Trump que ahora están diciendo en los medios que la culpa de la violencia es de Trump, cuando claramente fue todo arreglado por los demócratas para terminar de socavar la legitimidad de Trump.

Es un triste episodio para la historia de los Estados Unidos que fue robado de su libertad y el único hombre capaz de salvar su integridad, fue demonizado incluso por sus propios “aliados”, siendo el vicepresidente Pence el primero en hacerlo.

Solo Dios revelará la verdad al mundo, pero en ese momento será tarde para aquellos que traicionaron su propia consciencia, quien sabe a cambio de qué.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com