Redacción BLes– Ante las posibilidades de fraude electoral y las amenazas de violencia en las calles, el presidente Trump insistió el domingo en su discurso en Georgia, en que las boletas que lleguen con posterioridad al 3 de noviembre no deben ser recibidas ni contabilizadas.  

Tal como reportó Fox News, el presidente Donald Trump, el domingo por la noche en un mitin en Roma, Georgia, reiteró su posición al respecto de que las elecciones deben darse por finalizadas el 3 de noviembre como estaba estipulado desde el comienzo.

En este sentido, durante su discurso, criticó los fallos de la Corte Suprema de la semana pasada que autorizaron a Carolina del Norte y Pensilvania a extender el período para recibir y contabilizar boletas de las próximas elecciones en 9 y 3 días respectivamente. 

La administración Trump considera riesgoso para la estabilidad democrática y la seguridad en las calles que se extiendan los plazos para recibir boletas electorales luego de la fecha pactada originalmente, argumentando que esta situación podría prestarse a posibles fraudes.

El miércoles de la semana pasada, la Corte Suprema de Estados Unidos, se negó a rechazar la decisión de Carolina del Norte de permitir que las boletas de votantes ausentes sean recibidas y se cuenten hasta nueve días después del 3 de noviembre. La decisión de extender la recepción de boletas había sido tomada por la Junta de Electoral del estado.

Según los informes, los legisladores republicanos acusaron a la junta electoral de abusar de su autoridad con la extensión.

“Se requiere una solución inmediata para garantizar que este abuso inconstitucional del poder, ‘cambiando las reglas del juego en medio de una elección’ no se mantenga en pie. Hay que evitar el espectro de una disputa postelectoral sobre la validez de las papeletas recibidas durante el período en disputa en Carolina del Norte”, dice la solicitud de medida cautelar enviada por los republicanos.

La decisión del miércoles se produjo después de que una Corte de Apelaciones de Estados Unidos dictaminó la semana pasada que la extensión podría mantenerse.

El presidente Trump en su discurso del domingo fue crítico con la Corte Suprema y dijo que las extensiones, a las que se han opuesto los legisladores republicanos, podrían permitir que “sucedan cosas malas en lugares como Pensilvania y Nevada”.

“¿Sabes lo que hubiera sido realmente bueno? Si nuestro Tribunal Supremo hubiera podido dictaminar que todo tiene que ser contado para la tarde de nuestro día de elecciones, en lugar de esperar unos seis días, ocho días, nueve días, dándoles más tiempo”, dijo Trump. “Si quieren más tiempo, que pongan sus votos temprano. No tienen que esperar hasta el final”

Si bien la mayoría de los estados contabilizan boletas recibidas por correo después del día de las elecciones, esto sucede solo con aquellas que tengan matasellos del 3 de noviembre o antes. El principal problema que plantea la administración Trump y sus legisladores, está en la circulación de boletas debido al permiso de recibirlas con posterioridad a la fecha pactada originalmente.

Andrés Vacca-BLes.com