Redacción BLes – El presidente Trump y un votante republicano del estado de Georgia, presentaron el viernes una contundente demanda buscando impugnar los resultados electorales del estado, argumentando la existencia de un fraude sistemático y centralizado con la intención de favorecer al candidato demócrata Joe Biden. 

La última presentación que hizo el presidente Trump ante la justicia, tiene el objetivo de impugnar los resultados del decisivo estado de Georgia. El cual dio como ganador de las elecciones presidenciales al candidato demócrata por una minúscula ventaja de 12.670 votos, en medio de una crisis absoluta de desconfianza en la que decenas de testigos aseguran que las leyes electorales fueron violadas en reiteradas ocasiones, siempre en favor de Joe Biden. 

Acorde a lo reportado por Fox News, la demanda presentada el viernes dice: “Debido a la mala conducta sistémica significativa, el fraude y otras irregularidades que ocurrieron durante el proceso electoral, muchos miles de votos ilegales fueron emitidos, contados e incluidos en las tabulaciones de las elecciones impugnadas para el cargo de presidente de los Estados Unidos, creando así duda sustancial sobre los resultados de esa elección”. 

La demanda hace fuerte hincapié en las irregularidades detectadas en el State Farm Arena, en el condado de Fulton, donde numerosos testigos aseguran que los funcionarios electorales en un momento determinado de la noche de las elecciones, informaron a los observadores republicanos que podían retirarse porque se suspendía el conteo de votos debido a la rotura de un caño de agua. 

Según las denuncias, acompañadas de registros de video, cuando se retiraron los observadores continuaron el recuento de votos y de un momento a otro los resultados se revirtieron. Antes de la suspensión el presidente Trump llevaba una ventaja de 40 mil votos sobre su contrincante demócrata y luego de que se retiraran los observadores, Joe Biden pasó automáticamente al frente.

“Después de que los funcionarios electorales del condado de Fulton mintieron a los observadores electorales republicanos y a los miembros de la prensa, con razonable confianza, abandonaron el State Farm Arena (donde habían estado observando el procesamiento de las boletas). Luego, sin transparencia pública, los funcionarios electorales del condado de Fulton continuaron procesando, manejando y transfiriendo miles de boletas”, dice la demanda. 

El jueves se conocieron imágenes de video tomadas por cámaras de seguridad del State Farm Arena, que muestran cómo aparecen maletas llenas de boletas electorales, luego de que el supervisor le dijera a los observadores republicanos y periodistas que abandonaran el centro de conteo de votos debido a un supuesto caño de agua roto.

La campaña Trump publicó en su cuenta oficial de twitter el video en cuestión, junto con un mensaje que dice:

“Las imágenes de video de Georgia muestran que se les dijo a los trabajadores electorales que dejaran de contar y se fueran, mientras que 4 personas se quedaron para continuar contando las boletas en privado”.

Increíblemente el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, le dijo a Fox News el viernes temprano que el video del presunto incidente no muestra fraude electoral y las boletas se guardaron en los contenedores correspondientes.

Durante la semana, el presidente Trump presionó al gobernador de Georgia Brian Kemp a través de Twitter y durante una entrevista el domingo por Fox News, para que anule la certificación de votos emitida por el secretario de estado Brad Raffensperger, y garantice una correcta certificación de firmas en las boletas ausentes.

El viernes, Brian Kemp, en diálogo con The Ingraham Angle, finalmente solicitó una auditoría de firmas, aunque aún no lo hizo de forma oficial. 

Andrés Vacca – BLes