Redacción BLes– El presidente estadounidense Donald Trump compartió a su nación la rapidez de su recuperación económica, y la atribuyó a las fuertes bases legislativas y estructurales establecidas durante su administración, afirmando: “Presenciamos la recuperación económica más rápida en la historia de América”.

Esto se evidenciaría al comparar los resultados del desempeño de EE. UU. con las menores cifras obtenidas por otros países. Trump se refirió a este tema durante una conferencia de prensa en el Club Nacional de Golf Trump en Bedminster, ubicado en Nueva Jersey, estado de Nueva York, el 15 de agosto. 

Específicamente mencionó los récords presentados en las ventas de automóviles usados, el aumento de las ventas al por menor, y la rapidez en el incremento de la producción industrial. 

Trump, agregó que otro de los buenos resultados se observaba en la dinamización de los mercados de valores, que antes habían sido muy golpeados con la crisis causada por la invasión del virus PCCh (Partido comunista de China).

El comportamiento del mercado de valores estadounidense se expresaba gráficamente en forma de “V”, creciendo casi el 50% desde marzo, y presentando volúmenes de hasta 9 billones de dólares. Así lo expresó Trump en otra conferencia de prensa sostenida en la Casa Blanca el 13 de agosto. 

Estos resultados fueron muy superiores a los registrados en los mercados financieros de Reino Unido, Japón y China. 

Con base en sus análisis Trump pronosticó que la tendencia ascendente de la economía continuaría, por lo que era de esperar cifras aún más positivas próximamente. 

“Creo que lo verán en los próximos dos meses y tendrán un buen informe antes de las elecciones”, enfatizó Trump. 

  Trump también mencionó que se habían restablecido decenas de millones de empleos como consecuencia de las medidas adoptadas por su administración.

“Mediante el histórico paquete de ayuda que firmé como ley, salvamos más de 50 millones de puestos de trabajo en los Estados Unidos y la tasa de desempleo está bajando rápidamente”, informó.

Entre otros temas, Trump aprovechó la oportunidad para mencionar el mejoramiento de las medidas de protección para los ancianos, y el impacto perjudicial del virus PCCh causado en estas personas de la población estadounidense.

“Nos centramos en proteger agresivamente a los individuos de mayor riesgo: los que viven en residencias de ancianos y centros de atención a largo plazo son menos del 1% de la población de los Estados Unidos, pero representan casi la mitad de todas las muertes”, dijo.

José Hermosa-BLes.com