Dentro del Partido Republicano los “RINO” son elefantes con cuerno, traidores a sus principios. Los actuales intentaron enjuiciar a Trump.

El expresidente estadounidense Donald Trump declaró la guerra, este fin de semana, a los legisladores tachados como RINO (Republicans In Name Only o republicanos solo en nombre). Por lo tanto, pidió a sus seguidores, a quienes ha elogiado por cumplir con el ideal de «Estados Unidos primero», que realicen campañas primarias contra los congresistas, que su juicio califican como renegados de esta tolda, en 2022.

“Desafío aceptado”, aseveró el expresidente Trump por medio de un comunicado. Allí llama abiertamente «RINO» a la senadora republicana de Alaska, Lisa Murkowski, así como cataloga de «belicista» a Liz Cheney, quien aspira a la candidatura presidencial en el 2024.

“¡Salvar a EE.UU. comienza por salvar al Partido Republicano de los RINO, los vendidos y los perdedores conocidos! En el Senado, el “Desastre de Alaska”, Lisa Murkowski (desafío aceptado), debe desaparecer. ¡No hay «casi» nadie peor!”, dijo.

El conflicto interno es tal que cuando Liz Cheney anunció la posibilidad de su candidatura presidencial, el senador Ted Cruz respondió que sería para las elecciones primarias el Partido Demócrata. Cheney respondió eufórica anunciando que su partido es el republicano.

Haciendo alusión a la Guerra Civil, la legisladora destacó que el Partido Republicano salvó la Unión. Asimismo,  señaló a Ted Cruz como secesionista, pues Cruz adelantó el mes pasado que si los demócratas «destruyen fundamentalmente el país», la secesión podría ser una opción para Texas.

«Si los demócratas terminan con el obstruccionismo, si destruyen fundamentalmente el país, si abarrotan la Corte Suprema, si hacen de DC un estado, si federalizan las elecciones, si expanden masivamente el fraude electoral, puede llegar un punto en el que sea inútil», dijo Cruz en un evento en Texas A&M, según informó The Hill.

La acusada funcionalidad de Cheney al Partido Demócrata, que destaca el senador Cruz, surge de sus constantes críticas al expresidente Trump, que republicanos afectos al exmandatario neoyorkino perciben como una táctica que la legisladora pretende usar a su favor para una posible candidatura presidencial en el 2024.

Además, cuando los senadores republicanos intentaron salvar la elección presidencial, Cheney traicionó al Partido Republicano. En aquella oportunidad, junto a otros 9 republicanos que posteriormente fueron señalados como «rinos» votaron para acusar al expresidente Donald Trump por supuestamente incitar a los disturbios del 6 de enero.

Lo cierto es que el presidente intentó apaciguar las protestas, recordó que defiende al partido del orden y la ley. Pero las redes sociales en lugar de permitirle ser una voz de calma le negaron acceso a toda plataforma, hasta ahora.

De modo que los diputados que hoy para muchos adeptos figuran como «rinos» son el próximo objetivo de Trump, quien llama a enfrentarlos y derrotarlos en las urnas para salvar al Partido Republicano.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.