Redacción BLes– El presidente estadounidense Donald Trump ofreció ayuda a los damnificados afectados por el impacto destructivo del huracán Laura de categoría 4, que golpeó principalmente a las ciudades de Lake Charles, en Louisiana y Orange, en Texas.

Trump describió que fue el huracán “más fuerte que han tenido en Louisiana y Texas en 150 años. Pero el camino fue un poco afortunado, así que tuvimos un poco de suerte”, y la destrucción fue menor a la esperada, según informó la Casa Blanca el 29 de agosto. 

“Así que tomamos la declaración de emergencia. Se la dimos al Gobernador [Greg Abbott, de Texas] inmediatamente. Y Dan [vicegobernador de Texas Dan Patrick] también llamó sobre eso, y aprecio esa llamada”, recordó Trump sobre parte del proceso administrativo seguido al presentarse la emergencia. 

Trump prometió financiación a los alcaldes de las áreas damnificadas, entre ellos al alcalde de Lake Charles, Nic Hunter. 16 personas perdieron la vida, en uno de los peores huracanes que golpearon la zona..

“Suministraremos lo que tengamos que suministrar, y ya saben lo que es”, dijo el presidente, de acuerdo con New York Post. 

También informó sobre las entregas inmediatas que había hecho la La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“Ya ha entregado 400.000 litros de agua y 250.000 comidas. Hemos trabajado con el sector privado para restaurar la energía a los 200.000 residentes restantes, y creen que la energía va a ser restaurada”, dijo Trump.

Asimismo, Abbot recordó que mientras pasaba el huracán él atendía a la 1 A.M. la llamada del presidente, y luego hablaron de nuevo la mañana siguiente sobre lo ocurrido con el huracán Laura.  

Las autoridades evacuaron a 10.000 damnificados de todo el estado, y los alojaron en unas 3.300 habitaciones de hotel, según los datos de la Casa Blanca. 

Entre otros daños, se presentaron más de 350.000 cortes de energía en 35 condados. De 171 sistemas de agua potable afectados ya habían sido reparados 111. 

Un video muestra el impacto sufrido por un edificio en Lake Charles, Luisiana, que perdió casi todas sus ventanas por la potencia destructora del huracán Laura, según el tuit de Hurricane Tracker App, @hurrtrackerapp.

“Muchas ventanas volaron de este edificio en Lake Charles, Los Ángeles. Laura”

Una temporada normal de huracanes genera alrededor de 12 tormentas con nombre y seis huracanes.

José Hermosa-BLes.com