Redacción BLes– El presidente estadounidense Donald Trump anunció que ayudará económicamente a la recuperación de la ciudad de Kenosha, Wisconsin, devastada por los disturbios ocurridos por las heridas de bala causadas por la policía al afroamericano Jacob Blake el 23 de agosto. 

Con los 47 millones de dólares prometidos por el presidente Trump se beneficiarán las empresas destruidas por los incendios y el saqueo, otras de las víctimas, y las agencias de aplicación de la ley de la ciudad y del estado, de acuerdo con Washington Examiner del 1° de septiembre. 

“También estoy proporcionando casi 4 millones de dólares para apoyar a las pequeñas empresas de las que hablé hoy y que se quemaron, se incendiaron”, expresó Trump al informar la distribución del dinero. 

Trump hizo el anuncio durante la visita que realizó a Kenosha el 1° de septiembre, y en medio de la una reunión a la que asistieron las principales autoridades de la ciudad, una muestra de la cual se presenta en el siguiente  video de la Casa Blanca. 

Asimismo, el asistente del presidente y jefe del Gabinete Adjunto de Comunicaciones desde 2020, Dan Scavino, publicó algunas fotos del recibimiento hecho por los ciudadanos de Kenosha a Trump. 

Para Trump la seguridad de los estadounidenses es crucial, y encuentra que son las áreas gestionadas por los gobernadores y los alcaldes demócratas las que más sufren por la violencia.  

Como consecuencia de la muerte del afroamericano George Floyd, ocurrida el 25 de mayo, se iniciaron numerosas protestas que deberían haber sido pacíficas pero que terminaron causando graves daños en muchas ciudades del país. 

Las protestas convertidas en graves disturbios son lideradas por el grupo Black Lives Matter (BLM) y el grupo anarquista Antifa. 

Ciertos hechos muestran que no se trata de actos espontáneos surgidos de la inconformidad de los ciudadanos, sino que responden a agendas anarquistas financiadas fuertemente. 

Por ejemplo, el actor James Woods, partidario de Trump, muestra los buses de alta gama utilizados por los miembros de BLM para transportarse por el país.

“Dime que es un “movimiento” espontáneo. ¿Sabes cuánto cuestan esos autobuses?”, tuiteó Woods. 

Otro de los usuarios de la red sugiere que podrían ser aportados por jugadores de basquetbol vinculados al Partido Comunista de China (PCCh) o por el multimillonario financiador de grupos izquierdistas, Gorge Soros. 

“Los autobuses comprados por un equipo de baloncesto que probablemente esté en la nómina del PCCh. Lo más probable es que Soros financie a Antifa. Los demócratas probablemente están en la nómina del PCCh y liberan a los prisioneros cuando es necesario.”, tuiteó @anonanonwego1.

José Hermosa-BLes.com