Redacción BLes – El presidente Donald J. Trump y su administración aseguran que están trabajando para poner fin a la trata de personas, también conocida como ‘la esclavitud moderna’, anunció la Casa Blanca en un comunicado el jueves 11 de octubre. 

Mi administración se centrará en poner fin a la práctica absolutamente horrible de la trata de personas“, aseguró el presidente en el marco del Grupo de Trabajo Interinstitucional para Combatir la Trata de Personas (PITF por sus siglas en inglés). 

El grupo de trabajo, compuesto de 15 departamentos y agencias, está implementando acciones tanto en Estados Unidos como fuera de sus fronteras, asegura la Casa Blanca. 

En abril de 2018, Trump demostró su preocupación por la trata de personas y el tráfico de drogas. 

“Las drogas son un factor importante, pero se ve que el tráfico de personas es peor que nunca en la historia de este mundo. ¿Y quién pensaría esto en la era moderna?”, comentaba Trump en abril durante una visita a un grupo de trabajo fronterizo interinstitucional. 

La Organización Internacional del Trabajo estima que hay 40,3 millones de víctimas de la trata de personas en todo el mundo y de estos, 4,8 millones son víctimas de la explotación sexual forzosa. 

La Casa Blanca asegura que los traficantes de drogas en América Central y del Sur participan cada vez más en la trata de personas, por lo que consideran este problema una gran amenaza para la seguridad nacional, la salud pública y el estado de derecho. 

Tráfico de personas online

El pasado mes de abril y solo semanas después de que las autoridades federales incautaran y cerraran Backpage.com, el mayor portal de tráfico de personas del país, la administración Trump firmó dos leyes destinadas a combatir el tráfico sexual online, “responsabilizando a los perpetradores y garantizando la justicia a las víctimas”, según la Casa Blanca. 

Estas normas, La Ley de Lucha contra el Tráfico Sexual en Línea (FOSTA por sus siglas en inglés), y el Proyecto de Ley del Senado para dejar de Habilitar a los Traficantes Sexuales (SESTA por sus siglas en inglés), han sido muy aclamadas como una gran victoria contra el tráfico de personas, afirma el medio Vox. 

Siete ejecutivos de la compañía fueron arrestados e inculpados con 93 cargos, incluida la facilitación de la prostitución y el blanqueo de capitales, explica un informe del Senado.

James Larkin, fundador de Backpage.com, a la izquierda, y Michael Lacey aparecieron en Capitol Hill en enero de 2017, ante un comité del Senado que investiga el papel de Backpage en el tráfico sexual en línea. Se negaron a responder cualquier pregunta. (AP / Cliff Owen)
James Larkin, fundador de Backpage.com, a la izquierda, y Michael Lacey aparecieron en Capitol Hill en enero de 2017, ante un comité del Senado que investiga el papel de Backpage en el tráfico sexual en línea. Se negaron a responder cualquier pregunta. (AP / Cliff Owen)

La acusación formal indica que chicas adolescentes fueron víctimas de tráfico en el sitio web y algunas de ellas fueron asesinadas.

La nueva ley faculta a los fiscales estatales para perseguir a los propietarios de sitios web que albergan anuncios de tráfico sexual y a las víctimas para que presenten demandas contra esos sitios.

“Hemos intentado durante 10 años aprobar esta ley. Usted acaba de lograr algo que no hemos podido lograr “, dijo el líder de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, a Trump. “Está salvando vidas“.

Backpage llevaba 20 meses siendo investigada por el Senado y su caso precipitó la aprobación de la nueva ley, gracias al apoyo del presidente Trump.

Combatiendo el tráfico de personas a nivel internacional

Paralelamente, el presidente Trump emitió una Orden Ejecutiva que ordenaba a su administración reprimir a las organizaciones criminales transnacionales que utilicen la trata de personas. 

Adicionalmente la administración Trump ha anunciado que va a limitar el número de países del nivel 3 que recibirán exenciones de seguridad nacional.

Según la Oficina para Monitorear y Combatir la Trata de Personas, estos son países cuyos gobiernos no cumplen con los estándares mínimos de la Ley de protección de las víctimas de la trata de personas (TVPA por sus siglas en inglés) y no están haciendo esfuerzos significativos para hacerlo.

Entre ellos se encuentran China, Irán, Rusia, Corea del Norte, Siria y Venezuela. 

“La trata de personas es muy común en los regímenes que carecen de protecciones civiles básicas”, prosigue el comunicado. 

La trata de personas, aseguran, “es a menudo un crimen oculto que no conoce fronteras y afecta a adultos y niños de todas las edades, orígenes y nacionalidades”.