El presidente Donald Trump declaró el miércoles (15 de abril) que los informes oficiales indican que Estados Unidos ya habría “superado” la curva de nuevos casos de virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

“Los datos muestran que ya hemos superado el pico de nuevos casos; seguimos y seguiremos realizando grandes progresos”, afirmó el mandatario durante su rueda de prensa diaria celebrada en la Casa Blanca.

El mandatario avanzó que, debido a estos informes, el Ejecutivo podría divulgar este mismo jueves “algunas directrices” para que algunos estados comiencen a reabrir sus negocios.

“Ha sido terrible presenciar semejante muerte y destrucción, especialmente cuando vienes de haber tenido la mejor economía en la historia del mundo”, dijo Trump, quien desde hace semanas viene lamentando el impacto que la pandemia tendrá en las finanzas del país.

Según datos de la universidad Johns Hopkins, EE.UU. registra en estos momentos 632.878 casos confirmados y más de 26.000 muertes.

Al ser preguntado sobre porqué EE. UU., que representa apenas un 4% de la población mundial, cuenta con cerca de un 20% de los casos registrados del virus del PCCh , Trump se limitó a contestar: “hay algunos países con problemas realmente grandes y no están informando de los hechos; lo único que sé es que nosotros reportamos los hechos y somos un país que se está recuperando”.

Trump informó que, desde el comienzo de la pandemia, el gobierno federal “ha desarrollado y entregado”: 39,4 millones de mascarillas, 431 millones de guantes y 57 millones de mascarillas quirúrgicas, entre otros insumos.

El presidente agradeció, una vez más, el apoyo de la industria estadounidense e incluso aprovechó su comparecencia para actualizar a la población sobre la situación al difundir vídeos promocionales elaborados por algunas de las empresas que están produciendo material para hacer frente al brote del virus del PCCh.

Nuevos cuestionamientos a la OMS

Trump volvió a insistir en la suspensión de fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciada el martes, “pendiente de una revisión de su encubrimiento y mala gestión” de la pandemia.

El mandatario defendió, una vez más su decisión de restringir los viajes desde China en enero, una medida que, según dijo, “molestó” a esta organización dependiente de las Naciones Unidas.

“Tardaron un tiempo en enterarse de lo que pasaba, pero tengo la sensación de que ya lo saben”, dijo el presidente Trump.

“Otros países pusieron su confianza en la OMS y no ejecutaron ninguna prohibición [de viaje]. Y ya ven lo que le pasó a Italia, ya ven lo que le pasó a España, ya ven lo que le pasó a Francia”, dijo.

Medidas económicas

Trump sostuvo que para “paliar el dolor económico” el Gobierno ha procesado 300 millones de dólares en préstamos.

Esta semana los ciudadanos estadounidenses comenzaron a recibir una ayuda directa de 1.200 dólares por persona y 500 dólares por cada dependiente, una decisión no exenta de polémica, entre otros motivos, porque algunos medios han reportado que el empeño del presidente en ver su nombre impreso en los cheques habría retrasado su envío.

“No sé mucho sobre el tema (…). Estoy seguro de que la gente estará muy contenta de recibir un cheque grande, gordo, precioso; y tiene mi nombre en él”, declaró el presidente al ser cuestionado sobre el asunto. Trump sostuvo que, a su entender, esta inusual medida no ha supuesto “ningún retraso”.

El mandatario, además, defendió la necesidad de reabrir la economía lo antes posible y sostuvo que no hacerlo también “involucraría muertes” por los casos de gente que no tendría acceso a sus medicamentos o el aumento de suicidios.

Fuente : Voz de América.

Te puede interesar: Cómo Taiwán supo controlar la propagación del CORONAVIRUS de WUHAN