Redacción BLes – En el marco de las celebraciones por el Día de Acción de Gracias, el presidente Donald Trump animó a los estadounidenses a reunirse y dar gracias a Dios por las “abundantes bendiciones” que le ha brindado a la comunidad.

En una proclamación emitida el 25 de noviembre, el presidente Trump invitó al pueblo estadounidense a conmemorar las “tradiciones fundamentales de fe, familia y amistad del país, y a agradecer los principios de libertad y democracia”.

El mandatario recordó los hechos que dieron origen a la festividad más representativa de la sociedad estadounidense y el rol que jugó la fe en los primeros colonos.

“A pesar de las dificultades inimaginables, estos primeros estadounidenses se mantuvieron firmes en su fe e inquebrantables en su compromiso con sus sueños. Forjaron amistades con la tribu Wampanoag, fomentaron un espíritu de propósito común entre ellos y confiaron en Dios para que les proveyera. Al año siguiente, celebraron una cosecha exitosa junto a sus vecinos nativos americanos: el primer Día de Acción de Gracias”, relató el texto.

El presidente Trump destacó cómo ese mismo espíritu se refleja hoy en la comunidad, uniéndose para superar los desafíos que plantea el combate contra el Covid-19, también llamado virus PCCh (Partido Comunista chino).

“En medio del sufrimiento y la pérdida, somos testigos del notable coraje y la generosidad ilimitada del pueblo estadounidense al acudir en ayuda de los necesitados, reflejando el espíritu de aquellos primeros colonos que trabajaron juntos para satisfacer las necesidades de su comunidad”, indicó haciendo hincapié en la labor de los socorristas, profesionales médicos, trabajadores esenciales, vecinos e “innumerables otros patriotas que han servido y se han sacrificado por sus compatriotas estadounidenses”.

En ese marco, reconoció especialmente a los miembros de las Fuerzas Armadas y policías que no pueden estar con sus familias.

“Este Día de Acción de Gracias, reafirmamos nuestra eterna gratitud por todo lo que disfrutamos y conmemoramos el legado de generosidad que nos otorgaron nuestros antepasados. Aunque persisten los desafíos, nunca cederemos en nuestra búsqueda de estar a la altura de la promesa de nuestra herencia. Al reunirnos con nuestros seres queridos, decidimos con fe y patriotismo constantes celebrar los gozos de la libertad y apreciar la esperanza y la paz de un futuro mejor por delante”, concluyó el mandatario animando a “todos los estadounidenses a que se reúnan, en hogares y lugares de culto, para ofrecer una oración de agradecimiento a Dios por nuestras muchas bendiciones”.

Le recomendamos:

Cabe resaltar que la invitación del presidente Trump a que las familias estadounidenses se reúnan para agradecer a Dios por sus bendiciones contrasta con las restricciones locales que impulsaron alcaldes y gobernantes demócratas.

Uno de los casos más renombrados es el de Nueva York, donde el gobernador demócrata Andrew Cuomo impuso un límite de 10 personas o menos en las llamadas zonas rojas y en 25 o menos en las zonas naranjas.

Sin embargo, el miércoles por la noche, la Corte Suprema en una decisión de 5-4 impidió que Cuomo y otros funcionarios de Nueva York impongan dichos límites.

“Detener la propagación de COVID-19 es sin duda un interés convincente, pero es difícil ver cómo las regulaciones impugnadas pueden considerarse como ‘estrictamente adaptadas’”, dijo la Corte Suprema en la opinión mayoritaria no firmada.

“Son mucho más restrictivas que cualquier reglamentación relacionada con COVID que se haya presentado anteriormente ante la Corte, mucho más estrictas que las adoptadas por muchas otras jurisdicciones afectadas por la pandemia y mucho más severas de lo que se ha demostrado que es necesario para prevenir la propagación del virus en los servicios de los solicitantes”, explicó el máximo tribunal.

Miguel Díaz – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.