Redacción BLes– En un video publicado el martes por la noche, el presidente Donald Trump compartió con el pueblo estadounidense una actualización detallada sobre el por qué de los esfuerzos que está llevando a cabo junto a su equipo de campaña para impugnar los resultados de las elecciones 2020.

Trump reiteró que su equipo legal recopiló “evidencia abrumadora de fraude electoral” que contrastó la noche en la que lideraba las elecciones una vez que el recuento de votos se detuvo inesperadamente en estados como Michigan, Wisconsin y Georgia, para que solo unas horas más tarde, un “vertedero de votos masivos” llegaran a cambiar los resultados a favor de Biden.

“Estos picos gigantescos y ridículamente unilaterales fueron milagrosamente suficientes para empujar a Joe Biden a la cabeza en todos los estados clave”, acotó Trump, según informó BizPac Review.

Agregó que tal esfuerzo fue el resultado de los preparativos acordados por los demócratas en estados claves que, bajo la excusa de la pandemia del virus PCCh o COVID-19, distribuyeron millones de boletas por correo sin medidas de cadena de custodia, lo cual es considerado en algunos estados como una violación a la ley electoral.

Sin embargo, las acusaciones terminaron siendo rechazadas por la mayoría de los jueces a los cuales se les solicitó audiencias para escuchar los casos, así como por los medios de comunicación.

Según Trump, tales anomalías habrían sido solo “la punta del iceberg”, mencionando casos particulares como los de Pensilvania, donde la ley estatal suspendió los requisitos de verificación de firmas.

O el caso del secretario de Estado demócrata de Michigan, quien “inundó ilegalmente el estado con solicitudes de voto ausente” pese a que la ley estatal limita de manera estrita la distribución de votos ausentes.

Por otro lado, hizo mención de las ciudades demócratas de Wisconsin en donde se desplegaron más de 500 urnas no tripuladas y sin garantía.

Así mismo mencionó los esfuerzos del secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger para procesar las boletas “semanas antes del día de las elecciones” o también destruir “los sistemas de verificación de firmas en violación de la ley”.

O las tasas de rechazo de votos ausentes que demostraron que se habían contado “cientos de miles de votos ilegítimos” en estados claves.

“Nada de esto debería haberse permitido que sucediera en los Estados Unidos de América”, señaló el presidente Trump en el video.

“La manipulación de las elecciones de 2020 fue solo el paso final en el esfuerzo de años de los demócratas y los medios de comunicación para derrocar la voluntad del pueblo estadounidense y destruir nuestro movimiento por cualquier medio posible”, agregó, según informó Newsmax.

Teniendo presente todas y cada una de las anomalías electorales, el presidente Trump señaló que si se cuentan los votos que consiguió de manera legal, “es histórica, matemática, política y lógicamente imposible [que Biden haya ganado] … nosotros ganamos por abrumadora mayoría …”.

Además afirmó que para estas elecciones se produjo un aumento en el porcentaje total de votos en 12 millones de votos a su favor durante 2016. “El mayor aumento de votos jamás registrado para un presidente en ejercicio”, agregó Trump.

De paso mencionó el informe de 36 páginas del asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, titulado “El engaño inmaculado”, en el cual habla sobre las seis dimensiones del fraude electoral que se habría llevado a cabo en seis estados diferentes.

César Múnera-BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.