Redacción BLes – El presidente estadounidense Donald Trump criticó duramente al gobernador de California por la crisis de vivienda que atraviesa al estado. El mandatario aseguró que Gavin Newsom está haciendo “un trabajo realmente malo para cuidar a la población sin hogar en California”.

El miércoles el mandatario reacciónó ante un tuit de la presentadora conservadora Tomi Lauren quien se había referido a una entrevista que Newsom dio en la sala de prensa del último debate demócrata en donde el dirigente demócrata apuntó a Trump por la falta de vivienda en California.

“Asume la responsabilidad, Gavin. Ese es tu estado y tú y tus secuaces demócratas crearon este desastre”, indicó Lauren en su tweet.

“No puedes culpar siempre a @realDonaldTrump ¡Aléjate del gel para el cabello y ponte a trabajar!”, agregó.

El presidente Trump reaccionó al comentario de Lauren señalando que el gobernador Newsom “ha hecho un trabajo realmente malo en el cuidado de la población sin hogar en California”.

Asimismo, apuntó que “si él no puede arreglar el problema, ¡el Gobierno Federal se involucrará!”.

California tiene la mayor población de personas sin hogar del país, con 129 972 personas viviendo en las calles en el año 2018.

En Los Ángeles la población de las personas sin hogar aumentó en un alarmante 75 por ciento en los últimos seis años, según Daily Mail.

Asimismo, el Departamento de Educación de los Estados Unidos estimó que durante el año escolar 2016-2017, fueron 246 296 los estudiantes de escuelas públicas que se quedaron sin hogar.

El secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Ben Carson, alertó en septiembre de este año que la crisis de los indigentes que azota al estado aumenta continuamente, y las autoridades locales son las responsables de que tantas personas estén viviendo en las calles.

El alto funcionario emitió un comunicado en nombre del presidente estadounidense, Donald J. Trump, instando a colaborar a los dirigentes locales demócratas para que cambien sus políticas.

“Cerca de la mitad de las personas sin hogar y sin refugio de los EE. UU. están en California”, dijo Carson respondiendo al gobernador demócrata Newsom, y al alcalde demócrata de Sacramento, Darrell Steinberg, entre otros, quienes vienen solicitando más fondos para combatir la crisis.

En su carta nos piden más “dólares federales” para California procedentes del “duro trabajo” del contribuyente estadounidense pero “fracasan en admitir que su Estado y sus políticas locales han jugado un papel principal en la creación de la crisis actual”, enfatizó Carson.

Regulación excesiva de la vivienda

Carson señaló que la tasa de personas sin hogar en California se ha disparado en comparación con el resto de estados debido a la “excesiva regulación del mercado de la vivienda, su ineficaz asignación de recursos y sus políticas que han debilitado la aplicación de la ley”.

“La excesiva regulación del mercado de la vivienda conduce al aumento en los costos e incrementa las tasas de indigencia”, describió especificando que “los altos costos de la vivienda en California han empujado el promedio de subsidio por inquilino del HUD [Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, por sus siglas en inglés] un 38% por encima del promedio nacional” lo que provocó que el dinero de los contribuyentes estadounidenses pueda “ayudar a menos familias”, continuó diciendo.

“Para reducir esta crisis, California debe reducir sus cargas regulatorias sobre la vivienda”, dijo citando el informe del Consejo de Asesores Económicos.

En este punto recordó que el Presidente Trump había firmado una orden ejecutiva estableciendo el Consejo de Eliminación de Barreras Regulatorias y Vivienda Asequible de la Casa Blanca para que trabaje con los estados y los líderes locales con el fin de “identificar estrategias y políticas que reduzcan estas barreras de la vivienda”.

Otras causas

Además de la inadecuada regulación del mercado de la vivienda que incrementa la indigencia, las autoridades han limitado la acción de la policía.

“[Han] socavado la capacidad de los agentes de policía de hacer cumplir las leyes de calidad de vida, eliminar los campamentos y conectar a nuestras poblaciones más vulnerables con los servicios de apoyo que necesitan para abandonar las calles”, agregó Carson en el mismo comunicado.

Por otro lado, los problemas de salud mental son graves, dado que California redujo desde 1995 en un 30% las camas en los hospitales para el tratamiento de trastornos psiquiátricos agudos.

Igualmente, la drogadicción y los problemas migratorios inciden en el incremento de la indigencia en el estado.

Algunas escenas del problema

Steve Sylvester, propietario de una tienda de antigüedades, relató una de las escenas típicas del impacto de los indigentes en su tienda, cuando uno de ellos entró desnudo y al ser invitado a salir para que no molestara a los clientes rompió porcelanas por un valor aproximado de 400 dólares.

Por su parte la alcaldesa de San Francisco dijo “hay más heces en las aceras de las que he visto mientras crecía aquí”, refiriéndose a los 25 084 casos de deyecciones humanas y de animales limpiados por los funcionarios en los primeros 10 meses del año.

Se calcula que en la ciudad hay más de 7.500 personas sin hogar y sin acceso a los baños públicos y otros recursos básicos, lo que influye para que se acumulen en las calles copiosas cantidades de agujas para drogas, basura y heces humanas.

San Francisco, apodado uno de los tugurios más sucios del mundo, ha tenido un promedio de más de 80 casos de desechos cada día en 2019

Si bien Carson ya ha anunciado que la administración Trump destinará miles de millones de dólares en programas de viviendas con el objetivo de acabar con la indigencia en California, también recalcó en una entrevista que no solo se trata de “arrojar dinero al problema”, sino que las autoridades locales, comenzando por el gobernador Newsom, deben cambiar sus políticas.

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds