Donald Trump llama a los brasileños a que voten por Bolsonaro en octubre: “Es un hombre maravilloso”.

Donald Trump declaró su apoyo a la reelección de Jair Bolsonaro. En una publicación en su red social, TRUTH Social, el expresidente de Estados Unidos bautizó a Bolsonaro como el “Trump Tropical” y dijo que el mandatario ha hecho un “gran trabajo para la gente increíble de Brasil”.

En su mensaje, explicó que respeta mucho a Bolsonaro por cómo trabajó para conseguir acuerdos que beneficiaran a los brasileños por sobre todo. “Cuando era presidente de los Estados Unidos, no había otro líder que me llamara más que Jair buscando recortes de aranceles e impuestos, renegociaciones comerciales, fortalecimiento de las políticas de drogas y fronteras, ayuda militar y más“, aseguró.

Y completó: “El presidente Bolsonaro ama a Brasil por encima de todo. Es un hombre maravilloso y tiene todo mi apoyo”. En octubre son las elecciones generales en Brasil, y el líder derechista se enfrenta al ex convicto Lula da Silva, quien quiere “volver a la escena del crimen”, en palabras del presidente.

Al igual que Trump en Estados Unidos, Bolsonaro venció a un establishment de izquierda que quería perpetuarse en el poder indefinidamente. Así como Trump venció a Hillary Clinton en 2016, un delfín político de Obama y su marido, Bill Clinton, Bolsonaro venció a en 2018 a Haddad, lacayo de Lula quien lo puso a competir en su lugar ya que él estaba preso.

Sin embargo, así como Trump, desde su llegada al poder, la izquierda cerró filas y trató de sacarlo del gobierno. A Trump le hicieron dos impeachments y una investigación federal, mientras que a Bolsonaro le abrieron una causa falsa conocida como “Fake News”, donde intentan arrestarlo en una investigación sin fundamentos de la Corte Suprema.

Además, tanto en Estados Unidos como en Brasil, hay mucha preocupación por la transparencia de las elecciones. Este martes Bolsonaro convocó a casi 5 millones de personas a las calles a marchar con él por el día de la independencia, pero está el temor que ese apoyo popular no se vea reflejado en el resultado final por fraude.

Mientras que en Estados Unidos establecieron un elaborado sistema de votación por correo, que abrió la puerta al fraude más grande de la historia de la democracia, en Brasil el sistema es incluso peor, y lo viene siendo desde hace mucho tiempo.

Desde 1996, en Brasil se utilizan máquinas electrónicas que no imprimen el voto ni dejan un registro auditable de que se contabilizó correctamente cada entrada. El Congreso ya frenó dos intentos de Bolsonaro por aprobar una ley que permitiera auditar el voto con la impresión de la boleta luego de sufragar, como ocurre en tantos otros países del mundo.

Bolsonaro anticipó que está analizando medidas para que no haya fraude en la contabilización de votos, y no descarta poner supervisión militar en el conteo final. Sea como fuere, todo indica que aprendió del error de Trump.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.