Redacción BLes – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comunicó que, según una encuesta reciente, el 92% de los votantes republicanos considera que las elecciones fueron amañadas.

“Encuesta: ¡el 92% de los votantes republicanos piensan que la elección fue manipulada!”, escribió el presidente Trump en su cuenta de Twitter el 16 de diciembre.

Esta cifra se condice con el fuerte respaldo que manifestaron los seguidores de Trump en las multitudinarias manifestaciones que se vieron en Washington en las últimas semanas.

Asimismo, las bases republicanas parecen desafiar a algunos políticos de carrera del “partido rojo” que han expresado que luego de la votación del Colegio Electoral del 14 de diciembre, no hay nada que hacer.

Tal es el caso del líder de la mayoría en el Senado, Mitch O’Connell, que inclusive felicitó al candidato demócrata Joe Biden.

El miércoles temprano, el presidente Trump tuiteó un artículo que informaba sobre la reacción de los republicanos al senador de Kentucky. 

“Mitch, 75.000.000 VOTOS, un récord para un presidente en funciones (por mucho). Demasiado pronto para rendirse. El Partido Republicano finalmente debe aprender a luchar. ¡La gente está enojada!”, expresó el presidente.

Por otro lado, representantes y senadores republicanos han manifestado que todavía no hay nada decidido y, de hecho, el Congreso podría proclamar la reelección del mandatario en la sesión especial del 6 de enero de 2021, en la cual se deberán certificar los votos del Colegio Electoral.

De hecho, el representante republicano Mo Brooks afirmó que, si solo se cuentan los votos legítimos, el presidente Trump ganó el Colegio Electoral.

Brooks declaró que, en efecto, en la sesión del 6 de enero no se podrían convalidar los votos electorales de aquellos estados en disputa, en donde se han presentado una vasta cantidad de pruebas por fraude e irregularidades durante las elecciones del 3 de noviembre.

“La ley es muy clara, la Cámara de Representantes en combinación con el Senado de los Estados Unidos tiene la autoridad legal para aceptar o rechazar las presentaciones de votos del Colegio Electoral de estados que tienen sistemas electorales tan defectuosos que no son dignos de nuestra confianza”, explicó el congresista de Alabama.

Le recomendamos:

“Y en este caso, con lo que ha sucedido a nivel nacional, estoy bastante seguro de que si solo contamos los votos legítimos emitidos por ciudadanos estadounidenses elegibles, Donald Trump ganó el Colegio Electoral, y no deberíamos estar contando los votos ilegales y colocando un voto ilegítimo al Presidente de los Estados Unidos”, continuó durante un diálogo con el presentador Lou Dobbs de Fox Business.

En ese sentido, desarrolló la estrategia que podrían adoptar los congresistas republicanos, fieles al presidente Trump, para que solo se cuenten los votos legítimos.

“El 6 de enero, voy a objetar las presentaciones de votos del Colegio Electoral de varios estados que, a mi juicio, tienen sistemas electorales tan defectuosos que sus recuentos de votos no son dignos de nuestra ratificación en el Congreso de los Estados Unidos”, adelantó señalando que lo único que necesita es que un senador se una a su reclamo.

“Si tenemos un miembro de la Cámara y un senador, entonces por Dios, eso obliga a una votación en la Cámara y un voto en el piso sobre si aceptar este sistema electoral sistemáticamente defectuoso o rechazarlo”, añadió.

Según trascendió días atrás, la propuesta de Brooks ya ha recibido el apoyo de los senadores Ron Johnson de Wisconsin y Rand Paul de Kentucky.

Con el aval de un representante y un senador, en la sesión del Congreso del 6 de enero, cada cámara deberá debatir por dos horas para luego emitir el voto sobre si se descalifican o no los votos de un determinado estado. Ambas cámaras tendrían que votar a favor de la iniciativa.

El representante Brooks manifestó su esperanza de que el Congreso pueda “tener una elección honesta, justa y precisa”.

Miguel Díaz – BLes