Redacción BLes– El presidente Trump firmó este pasado 28 de diciembre, una orden ejecutiva para destinar fondos federales para que los jóvenes tengan opciones para educarse en persona ya que las escuelas han permanecido cerradas debido a la pandemia.

La orden argumenta que las familias de bajos recursos y aquellas que tienen niños con necesidades especiales, han sido fuertemente afectadas por el cierre de las escuelas. Mientras que las familias de ingresos altos han logrado reducir este impacto recurriendo a otros métodos de enseñanza alternativos, estas familias con presupuestos más ajustados solo dependen de las escuelas de sus distritos.

“Si bien algunas familias, especialmente las que tienen medios económicos, han podido mitigar las interrupciones de la escuela mediante opciones en persona como la educación en el hogar, las escuelas privadas, las escuelas subvencionadas y modelos innovadores como las micro escuelas y las “cápsulas de aprendizaje”, señaló el presidente.

“La prolongada privación de oportunidades de aprendizaje en persona ha producido innegables consecuencias nefastas para los niños de este país”, escribió el presidente, explicando que el no poder asistir a la escuela también genera problemas de depresión y aumenta el riesgo de abusos de diversos tipos.

Según una declaración del ex asesor médico de la Casa Blanca, el Dr. Scott Atlas, durante la pandemia aumentaron hasta un 30% los problemas de salud mental de niños y adolescentes.

La orden ejecutiva señala que “una encuesta reciente de educadores encontró que las ausencias de los estudiantes a la escuela, incluyendo el aprendizaje virtual, casi se han duplicado durante la pandemia”, y “el ausentismo crónico se asocia con el consumo de alcohol y drogas, el embarazo adolescente, la delincuencia juvenil y los intentos de suicidio”.

El Dr. John Whyte, el director médico del sitio web de atención médica WebMD dijo: “Muchos padres están reportando problemas de comportamiento que antes sus hijos no habían mostrado. Esto es probablemente el resultado de la soledad, la ansiedad y la ira que muchos niños están experimentando” durante los encierros.

Para reemplazar la enseñanza en persona, muchas escuelas y docentes recurrieron a la enseñanza virtual. Pero Trump notó que este método no está funcionando correctamente.

“La instrucción virtual es un sustituto inadecuado de las oportunidades de aprendizaje en persona y esta ayuda es insuficiente para satisfacer las necesidades actuales”, dijo Trump.

El presidente recalcó que las familias con niños con necesidades especiales también han sido impactadas severamente pues estos niños necesitan ciertas terapias y cuidados que sus padres no se los pueden brindar.

Por ello, el presidente ordenó al secretario de salud y servicios humanos que utilice el “Programa de Subvención en Bloque de Servicios Comunitarios” para destinar fondos para “proporcionar becas de aprendizaje de emergencia a las familias desfavorecidas para su uso por cualquier niño sin acceso al aprendizaje en persona”.

Los fondos serán utilizados para la matrícula y los honorarios de una escuela privada o parroquial, escuela en casa (homeschooling), microescuela o los costos de la ‘cápsula de aprendizaje’, la educación especial y los servicios conexos, incluidas las terapias y tutoría o educación de recuperación.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com