Redacción BLes– Durante una conferencia de prensa en Arizona el día martes, el presidente Trump expresó nuevamente su descontento con el manejo de la pandemia por parte del régimen chino e informó que se encuentran suspendidos todo tipo de diálogo.

El pasado sábado 15 de agosto, era la fecha acordada originalmente para evaluar el desarrollo de la fase 1 del acuerdo comercial firmado a principios de año.

Ante la pregunta de un periodista sobre las conversaciones con el régimen chino y el acuerdo comercial, el presidente Trump respondió: “Se pospusieron las conversaciones entre Estados Unidos y China (…) Pospuse las conversaciones con China ¿Sabes por qué? No quiero lidiar con ellos ahora. No quiero lidiar con ellos ahora. Con lo que le hicieron a este país y al mundo, no quiero hablar con China en este momento.” 

Según informó el SCMP, las conversaciones comerciales estipuladas tenían como objetivo revisar el progreso luego de seis meses del llamado acuerdo comercial de fase uno entre los dos países. Se suponía que el viceprimer ministro chino, Liu He, iba a realizar una videoconferencia con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, pero se pospuso indefinidamente.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo que la información sobre las conversaciones entre las autoridades de ambos países se publicaría “a su debido tiempo”.

La declaración del presidente se produjo un día después de que el asesor comercial del presidente, Peter Navarro, dijera que la fase uno del acuerdo estaba “en marcha” en una entrevista con CNBC. Durante la entrevista también elogió las compras de exportaciones estadounidenses hacia China, pero apuntó a los líderes del régimen por trabajar con los demócratas para buscar la destitución de Trump.

En este mismo sentido el presidente Trump desde Arizona atacó a los demócratas y especialmente a su contrincante Joe Biden al asegurar que: “si Joe Biden alguna vez entrara, China sería dueña de Estados Unidos. Ellos lo poseerían. Serían dueños de cada una de estas personas. Serían dueños de este edificio. Serían dueños de Estados Unidos, porque Biden les daría todo por dos razones: Número uno, no es inteligente; y número dos, es débil. China sería dueña de nuestro país.”

También afirmó que si los demócratas ganaran las próximas elecciones desarrollarían de inmediato relaciones comerciales con Irán. Serían acuerdos que, según el presidente Trump, irían siempre en detrimento de los intereses de Estados Unidos. 

Acuerdo comercial entre Estados Unidos y China

Luego de intensas negociaciones entre ambos países, a principios del 2020, Estados Unidos y el régimen chino firmaron la fase 1 de lo que prometía ser un gran acuerdo comercial. En lo que marcó el inicio del acuerdo, Estados Unidos se comprometía a retirar paulatinamente todos los aranceles impuestos recientemente sobre las importaciones chinas, a cambio de que el régimen incremente sus importaciones de bienes y servicios estadounidenses por un total de 200.000 millones de dólares. 

La quita de aranceles se haría efectiva si se lograra concretar la fase 2 del acuerdo. Pero por los acontecimientos de los últimos meses y los recientes dichos del presidente Trump, parecería no ser factible el avance del acuerdo, al menos por ahora.

Andrés Vacca-BLes.com