Redacción BLes– El miércoles 8 de septiembre, el ex presidente Donald Trump denunció la destrucción de la historia y el patrimonio estadounidense por parte de la izquierda radical al cortar en pedazos una estatua del general confederado Robert E. Lee y retirar el monumento de un destacado lugar conmemorativo en Virginia.

“Acabo de ver cómo una enorme grúa derribaba la magnífica y famosísima estatua de ‘Robert E. Lee a caballo’ en Richmond, Virginia. Ha sido reconocida durante mucho tiempo como una hermosa pieza de escultura de bronce”, escribió Trump en un comunicado.

“Para añadir el insulto a la injuria, los que apoyan esta ‘toma’ ahora planean cortarla en tres pedazos, y tirar esta obra de arte en el almacén antes de su completa profanación”, dijo.

El gobernador Ralph Northam ordenó la retirada de la escultura ecuestre de bronce de 131 años, el mayor monumento confederado, en la capital de Virginia después de que el Tribunal Supremo dictaminara el 2 de septiembre que el estado puede retirar la enorme estatua, diciendo que “los valores cambian y las políticas públicas también” en una democracia.

Sin embargo, Trump defendió que la estatua no sea retirada, diciendo que el general debe ser honrado como la mayor fuerza unificadora después de la Guerra Civil.

“Robert E. Lee es considerado por muchos generales como el mejor estratega de todos. El presidente Lincoln quería que comandara el Norte, en cuyo caso la guerra habría terminado en un día. En cambio, Robert E. Lee eligió el otro bando debido a su gran amor por Virginia, y salvo por Gettysburg, habría ganado la guerra. Debería ser recordado como quizás la mayor fuerza unificadora después de que la guerra terminara, ardiente en su resolución de unir al Norte y al Sur a través de muchos medios de reconciliación e implorando a sus soldados que cumplieran con su deber de convertirse en buenos ciudadanos de este país”, dijo Trump.

El ex presidente dijo que la eliminación del monumento está destruyendo la cultura estadounidense.

“Nuestra cultura está siendo destruida y nuestra historia y patrimonio, tanto bueno como malo, están siendo extinguidos por la izquierda radical, ¡y no podemos dejar que eso ocurra!”. dijo Trump en el comunicado.

También afirmó que si Lee hubiera estado vivo, habría comandado una victoria militar en Afganistán.

“Si sólo tuviéramos a Robert E. Lee para comandar nuestras tropas en Afganistán, ese desastre habría terminado en una victoria completa y total hace muchos años. Qué vergüenza estamos sufriendo por no tener el genio de un Robert E. Lee!” dijo Trump.

A principios de este verano, otra estatua del general Robert E. Lee también fue retirada en Charlottesville.

Las retiradas supusieron una importante victoria para los activistas que han tratado de desvincular las conexiones históricas con el ejército confederado y los propietarios de esclavos.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.