Redacción BLes– Este lunes 2 de noviembre, en vísperas de las elecciones, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva para crear la “comisión asesora del presidente 1776” la cual se encargará de promover una visión más patriótica de Estados Unidos.

El “1776” del nombre de la comisión hace referencia al año en que los estadounidenses ganaron la guerra revolucionaria contra la corona británica y declararon su independencia. 

Para ese entonces, los “Padres Fundadores” firmaron la declaración de la independencia y en ella vertieron su visión de ‘un orden político en armonía con el diseño de “las leyes de la naturaleza y de Dios, viendo los derechos a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad como encarnados y sancionados por la ley natural y sus tradiciones.”

“El gran experimento” que resultó de esta visión, Estados Unidos, marcó una clara distinción con las formas de gobierno previos que terminaban con la tiranía de sus gobernantes que sometían a la población. La idea de los padres fundadores era elegir un gobierno para que este se asegure de que a la gente no les falten sus derechos garantizados por la Constitución.

Desde entonces, los Estados Unidos atravesó por la guerra civil que terminó con la esclavitud pero no fue hasta el movimiento de los derechos civiles, liderado por Martin Luther King Jr. que la población negra obtuvo los mismos derechos que los demás.

Fue un camino de evolución que terminó convirtiendo al país en la “tierra de las oportunidades” o la “tierra de los libres” donde muchos huyeron de la tiranía de sus gobiernos o la pobreza de sus países por mejores oportunidades.

“En contra de esta historia, en los últimos años, una serie de controversias basadas en una pobre educación han vilificado a nuestros Fundadores y a nuestra fundación.  A pesar de las virtudes y logros de esta Nación, muchos estudiantes son ahora enseñados en la escuela a odiar su propio país, y a creer que los hombres y mujeres que lo construyeron no eran héroes, sino más bien villanos,” argumentó el presidente en su orden ejecutiva. 

Durante los recientes eventos posteriores a la muerte de George Floyd, se vio la intensidad con la que la izquierda y los medios principales han empujado la idea de que EE. UU. es un país racista, de que Trump y sus seguidores son “supremacistas blancos”, tratando de poner a una gran parte de la población en contra de otra. 

Esto es especialmente así con gran parte de los estudiantes universitarios y escolares y en algunos organismos federales donde enseñan la infame teoría crítica de la raza (critical race theory) que básicamente define a todas las personas blancas como innatamente racistas, y propone a los afroamericanos combatir ese supuesto racismo, discriminándolos. 

“Esta visión radicalizada de la historia americana carece de perspectiva, oscurece las virtudes, tergiversa los motivos, ignora o distorsiona los hechos y magnifica los defectos, lo que resulta en la ocultación de la verdad y la desfiguración de la historia”, explicó Trump.

La creación de la comisión pretende usar fondos federales para promover una educación que presente la historia estadounidense con más precisión y que logre unificar, inspirar y ennoblecer a la juventud, opuesto al odio y la división que se promueve hoy en día en las instituciones educativas, algo que se podría entender como una táctica marxista para crear caos.

La encargada de formar dicha comisión será la secretaria de educación Betsy DeVos quien cuenta con 120 días a partir de la fecha y en este grupo deberán involucrarse entre otros, los secretarios de estado, de defensa, del interior.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com

Te puede interesar: