Redacción BLes- El presidente Trump anunció este miércoles 23 de septiembre durante el Desayuno Católico Nacional de Oración que firmará una orden ejecutiva para asegurarse que los bebés que nacen vivos incluyendo los que sobreviven al aborto, reciban el cuidado médico que necesitan para sobrevivir, reportó Breitbart.

Trump anunció que firmará “la orden ejecutiva Born-Alive (Nacido vivo) para asegurar que todos los preciosos bebés nacidos vivos, sin importar sus circunstancias, reciban la atención médica que merecen. Este es nuestro sacrosanto deber moral.” Además dijo que aumentará “los fondos federales para la investigación neonatal para asegurar que cada niño tenga la mejor oportunidad de crecer y prosperar.”

El muy esperado anuncio del presidente responde a dos cuestiones principales: el avance de las políticas demócratas en la cuestión del aborto y la falta de protocolos para intentar salvar bebés que nacen prematuros.

En enero de 2019, una congresista demócrata por el estado de Virginia, Kathy Tran, presentó un proyecto de ley para permitir que la mujer pueda abortar incluso al momento de que el bebé sale del útero, lo que se comenzó a conocer como abortos tardíos, según un artículo de Fox News. Una semana antes, Nueva York bajo el mandato del demócrata Andrew Cuomo aprobó una ley similar. Otros estados también presentaron luego proyectos de leyes similares para expandir los límites para abortar hasta la semana 40 o el tercer trimestre. Los conservadores le llamaron a la iniciativa “infanticidio”. 

En febrero de este año, los demócratas en el Congreso bloquearon un intento de emendar una ley que permitiría que los bebés que sobreviven al aborto reciban la atención médica necesaria. De igual modo en el senado, los republicanos quisieron prohibir el aborto después de las 20 semanas de embarazo, pero no consiguieron los votos suficientes.

El asunto del aborto para las próximas elecciones va a desempeñar un rol muy importante para los estadounidenses. Según una encuesta realizada en febrero de 2019 por Susan B. Anthony List, organización sin fines de lucro que busca reducir y finalmente terminar con el aborto en los EE. UU., el 77% de los estadounidenses apoya una ley que permita que los bebés que sobreviven al aborto, reciban la misma asistencia médica que recibiría un bebé nacido prematuramente. La encuesta incluyó tanto a demócratas como independientes.

Con la posible reelección de Trump en noviembre y la chance de que los republicanos recuperen la mayoría en el Congreso y mantengan la mayoría en el Senado, sumado a una Corte Suprema con una mayoría de conservadores, quizás el camino esté pavimentado para que finalmente el aborto sea prohibido en los Estados Unidos… solo Dios sabe.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com