Redacción BLesEn medio del debate a nivel nacional sobre la enseñanza en las escuelas y universidades de la polémica teoría crítica de la raza (CRT por sus siglas en inglés), el expresidente Donald Trump intervino escribiendo una columna en el Real Clear Politics, instando a legisladores y padres a actuar contra lo que llamó adoctrinamiento “tóxico” y “antiamericano”.

Trump envió un mensaje muy crítico contra el presidente Joe Biden a quien responsabilizó de la difusión en las escuelas de la CRT y el conjunto de ideales izquierdistas que penetran con fuerza en la educación de niños y adolescentes estadounidenses, los cuales solo sirven para dividir nuestro país por raza y género en todo momento, a pesar de que Biden centró su campaña presidencial asegurando que “unirá el país”, asegura el expresidente. 

“En las aulas de todo el país, los estudiantes están sujetos a un nuevo plan de estudios diseñado para lavarles el cerebro con el ridículo dogma de izquierda conocido como ‘teoría crítica de la raza’”, escribió Trump en un artículo de opinión publicado el viernes en RealClearPolitics . “El hecho clave de esta doctrina retorcida es que es completamente antitética a todo lo que los estadounidenses normales de cualquier color desearían enseñar a sus hijos”.

Como es sabido, la teoría crítica de la raza tiene sus bases en la ideología marxista de la lucha de clases, la cual se basa en que en la sociedad moderna existen diversas razas conviviendo entre las cuales están las opresoras y las oprimidas. 

Según indica el marxismo, las clases oprimidas sólo podrán dejar de serlo cuando “reconozcan a su enemigo” y solo por medio de la violencia podrán liberarse de la opresión. 

El esfuerzo por promover CRT en la educación infantil atrajo la atención nacional en abril del año 2021 cuando el Departamento de Educación propuso una regla para priorizar la financiación de programas de educación cívica e historia de los EE. UU. que incorporan los trabajos del teórico crítico de la raza Ibram X. Kendi y el tan criticado Proyecto 1619 del New York Times, ambos centrados en la idea de que Estados Unidos se fundó y sigue siendo hoy una nación racista.

Le recomendamos: AGENDA 2030 – El GRAN REINICIO ya está LLEGANDO…

Ad will display in 09 seconds

“En lugar de ayudar a los jóvenes a descubrir que Estados Unidos es la nación más grande, más tolerante y generosa de la historia, les enseña que Estados Unidos es sistemáticamente malvado y que los corazones de nuestra gente están llenos de odio y malicia”, escribió Trump. “Enseñar incluso a un niño estos mensajes divisivos rozaría el abuso psicológico”.

“Adoctrinar a generaciones de niños con estas ideas extremas no es solo inmoral, es un programa de suicidio nacional”, continuó Trump, responsabilizando a la administración Biden por implementar estas medidas destruyendo todo lo que se había avanzado en su administración por respetar las tradiciones y despojar las teorías que buscan llenar de odio sobre los cimientos de la historia nacional. 

En su primer día como presidente de los Estados Unidos, Joe Biden disolvió la Comisión asesora 1776 de la administración Trump, la cual fue creada justamente para “honrar los principios fundacionales de Estados Unidos”.

La prohibición del uso de materiales de capacitación centrados ​​en “ideologías basadas en la raza y el sexo dañinas y divisivas” en las agencias y contratistas federales impuesta durante la administración Trump, también se levantó tras la investidura de Biden.

Para combatir la penosa situación que están viviendo nuestros jóvenes Trump instó a todos los “padres preocupados en Estados Unidos” que exijan a sus estados para que se apruebe la prohibición de que el dinero de los contribuyentes vaya a distritos escolares que enseñen CRT. 

También sugirió que cada estado creara su propia Comisión de 1776 para examinar el plan de estudios de las escuelas públicas y garantizar que los estudiantes reciban una “educación patriótica y pro estadounidense”.

Las palabras de Trump buscan envalentonar a los ciudadanos y gobernantes de estados que están luchando contra las nuevas políticas federales que entregan la educación de nuestros niños a la izquierda globalista.

 Andrés Vacca– BLes.com