Redacción BLes – Tropas estadounidenses recién llegadas a la frontera sur del país comenzaron el sábado a instalar una cerca de alambre de púas a lo largo de la margen tejana del Río Bravo. 

El Departamento de Defensa informó que los soldados trabajaron con los oficiales de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas de los EE. UU. para colocar alrededor de 300 metros de cerca a lo largo del río, según el medio The New York Post. 

La barrera improvisada se instaló debajo del Puente Internacional McAllen-Hidalgo, que cruza hacia México. El paso elevado se encuentra en la pequeña ciudad de Hidalgo, a unos 400 kilómetros al sur de San Antonio.

Aproximadamente 900 tropas han llegado a la frontera entre México y Estados Unidos desde que la administración de Trump comenzó el despliegue el 26 de octubre además de los alrededor de 2.000 soldados de la Guardia Nacional que asisten en la frontera. 

Mientras tanto, los primeros 470 inmigrantes ya llegaron a la Ciudad de México estableciéndose en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, de la alcaldía de Iztacalco. 

Se espera que para hoy 5 de noviembre arriben alrededor de 1.500 de los caminantes, a los que probablemente se unirá el grueso de la caravana que viene desde la ciudad de Puebla.  Ese grupo incluye hondureños, salvadoreños y algunos guatemaltecos.

El presidente Donald Trump dijo el miércoles pasado que la cantidad de tropas desplegadas en la frontera sur para detener a la caravana de inmigrantes podría llegar a 15.000, aunque el Pentágono maneja el número de 7.000 según el medio Fox News.