Redacción BLes – El exrepresentante republicano de Carolina del Sur, Trey Gowdy destacó que el FBI investigó la falsa colusión entre el entonces candidato presidencial Donald Trump y Rusia de una manera sesgada.

Gowdy realizó sus afirmaciones en base al informe del Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, que se presentó el lunes pasado.

“Ese no es el FBI con el que trabajé. No es representativo del 99.9% de los agentes de la oficina que conozco”, dijo el ex fiscal federal en Fox News esta semana.

Las declaraciones de Godwy contradicen a Horowitz, quien indicó que la investigación Trump-Rusia realizada por la agencia federal no se basó en un sesgo partidario ‘antiTrump’.

La falsa colusión rusa

En el 2016, bajo la Administración Obama, la agencia de inteligencia investigó a un miembro de la campaña del entonces candidato Trump, ya que alegaba que se trataba de un espía ruso.

Para hacer esto, solicitó una orden de vigilancia de la Ley de Inteligencia Extranjera (FISA por sus siglas en inglés), que fue concedida por el tribunal correspondiente en cuatro ocasiones.

Desde que el caso trascendió en los medios, Donald Trump negó las acusaciones y posteriormente fueron refutadas por la extensa y costosa investigación del fiscal especial Robert Mueller.

Abusos durante la Administración Obama

Sin embargo, paralelamente, fueron saliendo a la luz graves irregularidades y abusos cometidos en aquel entonces por la Administración Obama para tener la aprobación judicial que le permitiera espiar a Carter Page, el exmiembro de la campaña del entonces candidato Trump.

En este marco, el informe de Horowitz encontró varios errores y omisiones “significativos” (por ejemplo que un abogado del FBI alteró la información de un correo electrónico) en el esfuerzo del FBI por obtener las órdenes de detención de FISA.

“Si estás cambiando correos electrónicos, fabricando, alterando pruebas, lo cual es un crimen, porque quieres llegar a alguien – no quieres que sea presidente de los Estados Unidos, no sólo no tienes por qué ser agente del FBI o agente de la ley, sino que probablemente deberías llevar un mono naranja”, apuntó al respecto Gowdy.

El expresidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes añadió que “la parte más condenatoria” del informe, en efecto, se centró en cómo un abogado del FBI, identificado como Kevin Clinesmith, alteró indebidamente un documento en la renovación final de FISA para decir que Page no era “una fuente” para otra agencia gubernamental.

Clinesmith, que ya no está en el FBI, está siendo investigado por el fiscal John Durham como parte de su revisión de la investigación en Rusia.

“No sabía que un abogado del FBI – alguien a quien le damos poderes y autoridades increíbles y por lo tanto la correspondiente responsabilidad – cambiaría el estatus de alguien”, indicó Gowdy.

“Quiero decir, tener en cuenta: Una investigación de contrainteligencia es porque crees que Carter Page está trabajando en nombre de Rusia. La realidad es que Carter Page trabajaba en nombre de los Estados Unidos de América, y tú lo cambiaste de no ser un… es una fuente a no ser una fuente, lo cual es algo manifiestamente injusto para Carter Page”, explicó.

El papel de la CIA

La otra agencia, que supuestamente era la CIA, había informado al FBI que Page fue un “contacto operativo” para la CIA entre 2008 y 2013, proporcionando información en el curso de sus actividades normales sobre sus contactos con oficiales de inteligencia rusos, detalló Washington Examiner.

La posibilidad de que el equipo del FBI que inició la investigación, conocida como Crossfire Hurricane, no estuviera al tanto de esta situación plantea interrogantes sobre si, de otro modo, no hubiera proseguido para investigar a Page.

En ese sentido, Gowdy culpó al entonces director de la CIA, John Brennan, por no hacer más para defender a Page mientras estaba bajo vigilancia.

“Hubiera sido bueno que [Brennan] se levantara y dijera: ‘Hey, ustedes están haciendo vigilancia ahora mismo, leyendo los correos electrónicos, interceptando las llamadas telefónicas de alguien que realmente está trabajando para el país en vez de contra el país'”, apuntó el exrepresentante republicano.

En ese marco, también habló duramente sobre el papel del entonces director del FBI James Comey, quien firmó tres de las órdenes de arresto FISA de Page, antes de ser despedido en mayo de 2017.

Comey había celebrado la publicación del informe del inspector general, diciendo que mostraba que el FBI estaba “manchado” por los aliados del Procurador General William Barr y el presidente Trump.

“El FBI cumplió su misión: proteger al pueblo estadounidense y defender la Constitución de Estados Unidos. Ahora, los que atacaron al FBI durante dos años deben admitir que estaban equivocados”, escribió el lunes en un artículo de opinión del Washington Post.

Luego de la presentación de Horowitz, Barr había expuesto cómo el informe demostraba la “mala conducta” de “un pequeño grupo de antiguos oficiales” del FBI que demostraba un “claro abuso del proceso FISA”.

“No sé qué informe leyó Comey”, señaló al respecto Godwy.

“Este es el tercer informe del Inspector General que ha encontrado que su conducta fue deficiente”, explicó.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds