Redacción BLesDebido a la política de fronteras abiertas de la administración Biden, actualmente hay más de 3.300 niños sin padres bajo custodia de la Dirección de Seguridad Doméstica (DHS) que serán liberados en los Estados Unidos.

Mujeres y niños que entran al país ilegalmente son una de las principales fuentes del perverso negocio del tráfico humano, el cual disminuyó notablemente durante la gestión de Donald Trump.

Según Breitbart, de todos los jóvenes inmigrantes actualmente bajo custodia de la DHS, casi todos los cuales serán liberados en los Estados Unidos, más del 53 por ciento son chicos de entre 13 y 17 años de edad.

La dirección de seguridad doméstica tiene previsto acoger a unos 117.000 niños sin padres en Estados Unidos este año, lo que supone un aumento del 290% respecto a los totales de 2020.

Los funcionarios de la DHS buscan transformar la frontera sur en un lugar de rápido procesamiento donde los extranjeros puedan llegar y ser liberados rápidamente en el interior de Estados Unidos.

Trump fue un férreo luchador contra el flagelo del tráfico humano

A pesar de la controversia iniciada por los medios de comunicación y alimentada por las celebridades de Hollywood y los demócratas, la construcción del muro en la frontera sur, fue uno de los hitos más significativos del expresidente para combatir el tráfico human y la trata de personas.

Según un reporte de Townhall, solo durante su primer mes en la Casa Blanca, según estadísticas del FBI se detuvieron a más de 1.500 pedófilos, en comparación con solo 400 detenciones durante todo 2014. Al año siguiente, se detuvieron a más de 2.300 traficantes sexuales de Internet durante la “Operación Corazón Roto”.

Debido a la censura de Google sobre las noticias conservadoras, resulta difícil obtener búsquedas de los logros de Trump, pero los números de niños y mujeres rescatadas del tráfico humano y la trata de personas gracias a Trump, es muy significativo.

En enero de 2019 Trump firmó una orden ejecutiva para combatir este flagelo y destino millones de dólares a la causa.

Le recomendamos:

Un análisis del Washington Examiner también adjudica al expresidente el Protocolo de Protección al Inmigrante o la política de permanecer en México como una efectiva medida para combatir el tráfico humano.

“Bajo las antiguas reglas, los solicitantes de asilo eran liberados en los Estados Unidos mientras esperaban sus fechas de corte, y muchos simplemente no se presentaban en la corte. Al enviar a los solicitantes de asilo de vuelta a México, la administración Trump les está quitando a los traficantes de personas su punto de venta más potente”, afirma el análisis.

Todas estas iniciativas del ex presidente fueron informadas negativamente por los medios de comunicación, cuyos espectadores fueron engañados.

Biden anuló el protocolo de protección al inmigrante, abrió las fronteras y canceló la construcción del muro.

Estas políticas de fronteras abiertas y mirando la cifra alarmante que la DHS espera recibir de niños sin padres para liberar dentro de los Estados Unidos, genera una profunda preocupación en lo que respecta al potencial tráfico de niños y trata de personas ya que los traficantes tendrán nuevamente su fuente restablecida.

Álvaro Colombres Garmendia– BLes.com