Redacción BLesExempleados de la popular plataforma de videos TikTok, confirmaron lo que el expresidente Trump advirtió durante gran parte del 2020, asegurando que la empresa matriz Byte Dance, registra, controla y toma decisiones de absolutamente todo lo que sucede en la versión estadounidense de TikTok.

Acorde a lo reportado por la cadena de noticias CNBC, un grupo de exempleados de TikTok argumentaron que ByteDance tiene acceso a los datos de los usuarios estadounidenses de la plataforma y está estrechamente involucrado en la toma de decisiones y el desarrollo de productos de la compañía ubicada en Los Ángeles. 

Como es sabido, a los expertos en ciberseguridad les preocupa que el gobierno del régimen chino pueda utilizar TikTok para difundir propaganda o censurar a la audiencia estadounidense, o bien para ejercer influencia sobre los usuarios que pueden llegar a lamentar lo que publicaron en el servicio.

En el informe publicado por CNBC, relatan la experiencia de una ex reclutadora de TikTok quien declaró que su horario de trabajo era de 10 am a 7 pm, pero la mayoría de las veces se encontraba trabajando en turnos dobles debido a que los ejecutivos de Byt Dance, con sede en Beijing, China, estaban completamente involucrados en la toma de decisiones sobre lo que sucedía en Estados Unidos, y dada la diferencia horaria se veía obligada a tener contacto con ellos en el trasnoche, ya que exigían que los empleados de California estuvieran disponibles “a todas horas del día”.

Tanto la reclutadora como otros cuatro ex empleados que conversaron con CNBC, solicitaron mantenerse en el anonimato para resguardar su seguridad, dado lo complejo que resulta el caso.

Le recomendamos: John McAfee, VÍCTIMA del ESTADO PROFUNDO⁉️

Ad will display in 09 seconds

Todos los entrevistados aseguraron que la empresa matriz tiene acceso a los datos de los usuarios estadounidenses y participa activamente en la toma de decisiones y el desarrollo de productos de la empresa de Los Ángeles.

Durante el 2020, el entonces presidente Donald Trump en su fuerte lucha en defensa de la seguridad nacional, intentó prohibir TikTok en Estados Unidos o forzar una fusión con una empresa estadounidense, para permitir un mayor control sobre la misma.

Tanto Trump como sus funcionarios, argumentaron en repetidas ocasiones que TikTok podría estar “enviando datos directamente al Partido Comunista Chino”.

Sin argumentar su decisión, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva el 9 de junio de este año, revocando la prohibición del ex presidente Trump sobre las aplicaciones de propiedad china TikTok y WeChat.

La orden ejecutiva ordena al Departamento de Comercio de los EE. UU. que “evalúe estas amenazas a través de un análisis riguroso y basado en evidencia. El cual debe abordar cualquier riesgo inaceptable o indebido que afecte a la seguridad nacional general, la política exterior y los objetivos económicos, incluida la preservación de los valores y libertades fundamentales de los EE. UU.”.

Surgieron muchas dudas al respecto, sobre todo al tratar de entender cuál es el factor motivador para que la administración Biden elimine lo ya estipulado en base a investigaciones previas, y cuál es la necesidad real de remover las restricciones mientras se inicia una nueva investigación. Es imposible no sospechar que existe algún interés o motivación para llevar a cabo esta controvertida acción.

La noticia llegó en simultáneo a que TikTok actualizó su política de privacidad para agregar una sección que indica que la aplicación recopilará información biométrica, incluidas “huellas de impresiones faciales y de voz” de los usuarios, informó Breitbart.

Andrés Vacca– BLes.com