Redacción BLesEl gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, se une a quienes combaten la censura impuesta arbitrariamente por las grandes empresas tecnológicas como Facebook y Twitter, y anuncia su apoyo al proyecto de ley que se tramita en el estado para detenerla.

“Demasiados sitios de medios sociales silencian el discurso y las ideas conservadoras y pisotean la libertad de expresión”, denunció Abbott agregando: “Es antiamericano, antitejano y pronto será ilegal”, según el medio local Valley Central del 5 de marzo. 

Abbott expresó su apoyo al proyecto de ley 12 del Senado, mediante el cual el senador Bryan Hughes, asimila los servicios prestados por las grandes redes sociales a los servicios públicos, como el del transporte público o la telefonía, y ello implica la obligación de restablecer su uso al poco tiempo de haber sido suspendidos. 

“El discurso conservador no será cancelado en el estado de Texas”, dijo el gobernador. “(Este proyecto de ley) permitiría a cualquier tejano que haya sido cancelado, censurado o desactivado presentar una demanda contra Twitter, Facebook o cualquiera de estas otras empresas”.

Asimismo, el senador Hughes amplió la explicación diciendo: “Al igual que AT&T no puede cortarme el servicio de telefonía móvil porque no les gusta una conversación que estamos teniendo, a esta gente no se le debe dar ese poder [de censura]”, dijo agregando: “No podemos dejar que abusen de ello como lo han hecho”.

Le recomendamos:

Aunque las grandes tecnológicas han censurado habitualmente los puntos de vista considerados conservadores, siguiendo sus protocolos arbitrarios, la represión llegó al extremo al suspender las cuentas del entonces presidente estadounidense, Donald Trump, y de muchos de sus seguidores. 

Una percepción del impacto de la censura de las grandes redes sociales la dan los resultados de una encuesta de Pew Research realizada en 2020,  según los cuales tres cuartas partes de los adultos estadounidenses, incluido el 90% de los republicanos, creen que es “muy” o “algo” probable que las empresas de medios sociales censuren los puntos de vista políticos, mencionó Valley Central.

Recientemente el gobernador republicano de California, Ron DeSantis, anunció la legislación que penalizaría a empresas como Amazon, Apple, Facebook, Google y Twitter, en caso de que violaran la libertad de expresión de los residentes en su estado, de acuerdo con el medio alternativo The Scoop. 

“Tenemos que pensar realmente en profundidad si somos una clase desfavorecida a causa de nuestros principios, o nuestros puntos de vista conservadores, con base a ser un cristiano, o cualquier cosa que puedas decir que no sea favorecida en Silicon Valley”, dijo DeSantis.

En el ámbito internacional Australia sentó un importante precedente en el control de las grandes tecnológicas, al legislar para su control.

El parlamento australiano aprobó el 25 de febrero, por primera vez a nivel mundial, una ley para que empresas como Facebook y Google paguen a los editores locales por el contenido de noticias. 

José Hermosa – BLes.com