Redacción BLesEl pasado viernes 14 de mayo, el gobernador republicano de Tennessee, Bill Lee, dio una muestra más de la lucha que lleva contra la izquierda, al firmar un proyecto de ley por el cual, los baños y vestidores deben ser usados de acuerdo a su sexo biológico y no según su percepción sexual, de acuerdo a AP.

Esta ley entrará en vigencia el 1ro de Julio y permitirá que empleados, estudiantes y padres puedan realizar demandas civiles si el establecimiento permite que personas transgénero usen espacios privados asignados para personas de distinto sexo biológico al de ellos.

Es decir que tanto hombre como mujeres deberán regirse para usar los baños según su sexo natural sin importar la autopercepción que tengan y en caso de no cumplir esta normativa, cualquier persona que se sienta afectada puede iniciar una demanda civil contra las autoridades escolares con resarcimiento monetario “por todo daño psicológico, emocional y físico sufrido”.

Estas acciones legales también podrían aplicarse en el caso de requerirles a los estudiantes pupilos compartir el dormitorio con personas de distinto sexo biológico, salvo en el caso que sean familiares.

Como era de esperarse, esta nueva iniciativa de Lee, generó revuelo en la comunidad LGBT y sus defensores denunciaron la normativa como una ley discriminatoria

Le recomendamos: A IMAGEN y SEMEJANZA de TRUMP – Así se preparan los REPUBLICANOS para VOLVER a la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

La portavoz de Human Rights Campaign, Wyatt Ronan, asegura que es la primera ley de este tipo firmada en 5 años por un estado.

Según la propuesta, los establecimientos escolares deben tratar de ofrecer un vestuario o baño que sea de ocupación única o que sea para el uso de empleados, si un empleado o estudiante “desea mayor privacidad al usar un baño de ocupación múltiple o vestuario” designado según su sexo al nacer.

A su vez, el gobernador republicano ve esta iniciativa como una ley que promueve la “igualdad en los baños”. Lee dijo la semana pasada a los periodistas:

“Ese proyecto de ley proporciona igualdad de acceso a todos los estudiantes. Es un ajuste razonable” y agregó que: “Permite alojamiento para todos los estudiantes independientemente de su género. Creo que es un enfoque inteligente para el desafío”.

Cabe destacar que el gobernador se postuló para las elecciones estatales del próximo año, su estado ya lleva varias leyes promulgadas que desafían fuertemente el avance que tuvo el progresismo en Estados Unidos en estos últimos años.

Tennessee es un estado históricamente republicano, muestra su posición conservadora, de acuerdo a distintas legislaciones que fueron realizando tanto el gobernador como la legislatura estatal.

En marzo de este año, el gobernador Lee, firmó una ley para que los atletas transgénero no puedan participar en competencias de niñas “para preservar el atletismo femenino y asegurar una competencia justa”, así lo declaró en un tweet que publicó el 26 de marzo.

También firmó una ley en la que los distritos escolares deben informar a los padres, con 30 días de anticipación, las clases que sean de orientación sexual  o identidad de género, de esta manera los padres pueden excluir a sus hijos de esas clases tendenciosas.

De acuerdo con AP, la legislatura de Tennessee, aprobó este año una ley que prohíbe realizar tratamientos de cambio de sexo en menores, debido a los riesgos que estos traen a los niños, En este caso, el gobernador todavía no actuó sobre esta legislación.

A su vez el 12 de febrero, dos legisladores estatales presentaron un proyecto de ley para que los padres de niños por nacer puedan objetar si la madre quiere realizarse un aborto.

En su lucha contra el aborto, Lee, también firmó en marzo un proyecto de ley para que los restos de niños abortados en clínicas abortistas y hospitales sean cremados o enterrados.

Todas estas acciones no hacen más que mostrar las claras diferencias sobre el respeto a la vida y los valores tradicionales que hay entre conservadores y progresistas.

Sebastián Arcusin – BLes.com