Redacción BLes– Según trascendió recientemente, la audiencia programada en Londres para determinar la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, desde Gran Bretaña hacia Estados Unidos fue suspendida hoy porque uno de los abogados participante habría estado expuesto al virus del PCCh. La primicia fue informada por AP News.

La encargada de detener momentáneamente los procedimientos legales fue la jueza Vanessa Baraitser. En principio se deberá esperar hasta el lunes que viene, mientras el abogado que representa al gobierno de los Estados Unidos se somete a las pruebas correspondientes para detectar el virus.

Quién promovió la decisión fue el propio abogado de Assange, Edward Fitzgerald, quien dijo que había que asumir responsablemente que si el abogado tenía el virus “el COVID estaría en la sala del tribunal”. 

“El personal del tribunal estaría en riesgo y usted mismo podría estar en riesgo”, le dijo el abogado a la jueza. “Finalmente, nuestro cliente, el Sr. Assange, quien es vulnerable, usted sabe, también estaría en riesgo en la corte”.

Ante la solicitud de Fitzgerald, la jueza solicitó presentaciones de ambos equipos legales sobre cómo proceder si se confirma que el abogado contrajo el virus del PCCh. Por el momento se suspendió hasta la semana que viene la audiencia programada para el día de hoy. 

Situación actual de Julian Assange

Assange comenzó una lucha legal, junto con sus abogados, buscando hacer frente al intento de los fiscales estadounidenses de lograr que el gobierno británico lo envíe a Estados Unidos para ser juzgado por cargos de espionaje.

Los fiscales estadounidenses acusaron al australiano de 49 años de 18 cargos de espionaje y uso indebido de información y publicación de documentos secretos militares estadounidenses por WikiLeaks una década atrás. Los cargos conllevan una sentencia de hasta 175 años de prisión.

En el día de apertura de la audiencia que estaba previsto se extendiera por cuatro semanas, el fundador de WikiLeaks se presentó en Old Bailey y se opuso a una solicitud para ser enviado a Estados Unidos para responder la acusación de los 18 cargos en su contra. 

Según la información a la que tuvo acceso el periódico británico The Guardian, cuando se le preguntó a Assange si estaba dispuesto a dar su consentimiento para ser extraditado a Estados Unidos, Assange respondió: “No”.

La jueza de distrito, Vanessa Baraitser, comentó: “Esa era la respuesta que estaba esperando”.

Assange se encuentra actualmente en la prisión de Belmarsh en Londres, luego de haber sido expulsado el año pasado de la embajada de Ecuador dónde se encontraba desde 2012 en situación de asilo. Según informó Fox News, sus abogados lo han estado tratando de liberar bajo fianza por temor a su salud durante la pandemia provocada por el virus del PCCh, pero no han tenido resultado. 

Ahora con la audiencia en suspensión, debe continuar aguardando para saber si su destino de extradición a los Estados Unidos se cumplirá o no. 

Andrés Vacca-BLes.com