Redacción BLes- El especulador George Soros financia a fiscales progresistas que durante el ejercicio de sus funciones propician el crimen, según el exfiscal y alto miembro de la Fundación Heritage, Cully Stimson.

“Lo que han hecho y lo que practican es una abrogación total de sus deberes, tomando toda clase de crímenes y reclasificándolas como no crímenes. Donde han tomado el cargo, ha habido una ruptura institucional de las normas cívicas y profesionales”, señala Stimson, según el Washington Times del 20 de agosto. 

En las grandes ciudades a cargo de autoridades demócratas se observa el aumento de la criminalidad, la que se atribuye a la gestión de los fiscales financiados por Soros.

Como ejemplo, se presenta la situación de  Filadelfia, San Luis, y San Francisco.

En Filadelfia, los homicidios aumentaron el 34% en el 2020 con 257 víctimas hasta el 3 de agosto, informó el departamento de policía. Allí el Fiscal de Distrito es el abogado Larry Krasner, en cuya elección Soros invirtió la cifra récord de 1.7 millones de dólares. 

Asimismo, en San Luis los delitos violentos aumentaron un 8,8% desde 2006. Esta ciudad supera ya a Detroit como la ciudad más violenta de América.

San Luis también es la sede de la abogada afroamericana demócrata de circuito, Kimberly Gardner. En la campaña para la elección de Gardner Soros aportó más de 190.000 dólares en 2016 y otros 116.000 dólares en su reelección este año, de acuerdo con St. Louis Post-Dispatch.

Los medios de comunicación de San Luis señalaron que Gardner no había informado la financiación recibida de la organización de izquierda Fair and Just Prosecution (Procesamiento justo y equitativo), que promueve cambios en la justicia penal y la aplicación de la ley.

Las actividades de Gardner incluyen el despido de docenas de fiscales veteranos, que fueron reemplazados por inexpertos. Una investigación del medio St. Louis Post-Dispatch, calcula que en esos despidos se perdieron 470 años de experiencia en la profesión que aplica la ley. 

“La gente no quiere trabajar allí, entraron actuando como si la policía fuera el enemigo, muy combativos. Luego todo se derrumba, y las personas que más sufren son las víctimas de estos crímenes”, dijo Kristi Flint, una abogada defensora de St. Louis, de acuerdo con Washington Times.

“Su autodenominada agenda de ‘reforma de la justicia penal’ equivale a una amnistía para los criminales más violentos del país”.

Para la Presidente de la Asociación de Fiscales Adjuntos de Los Angeles, California, Michele Hanisee, la estrategia que fundamentaría las acciones de los fiscales impulsados por Soros, es interpretada por los delincuentes como permisividad ante sus crímenes, lo que los impulsaría a continuar delinquiendo. 

“Si no puedes cambiar la ley, consigue gente que prometa no hacerla cumplir”, dijo Hanisee, agregando: “La razón por la que ves el aumento de la delincuencia en todos estos lugares es porque el mensaje a los delincuentes es: ‘Tienes carta blanca para hacer esto’. Es miope y peligroso para todos”.

Por otro lado, el controvertido multimillonario Soros, acusado de desestabilizar gobiernos y financiar movimientos extremos, anunció el lunes 13 de julio una donación de  220 millones de dólares a grupos centrados en la “justicia racial”, según su organización Open Society Foundations. 

A través de esta entidad también se financia a la organización izquierdista Antifa.

La activista política Candace Owens también se refirió al tema en uno de sus tweets. 

“Como hizo con Antifa, el demócrata George Soros tiene a estos matones en nómina”, escribió Owens en Twitter, refiriéndose a los grupos violentos que causaron disturbios en Minneapolis y que, como se conoció más tarde, no eran de allí.

“Él está financiando el caos a través de su Fundación Sociedad Abierta”, dijo Owens.

José Hermosa – BLes.com