Redacción BLes– 20 fiscales generales enviaron una carta a la Cámara de Representantes y al Senado este miércoles 3 de marzo, sonando la alarma por la “ley para el pueblo 2021” aprobada el mismo día la cual establece precedentes autoritarios y pavimenta el camino para que las elecciones sean completamente controladas por los demócratas.

Una sola sentencia de la carta resume todo el contenido de la ley: “En cuestión de política de administración electoral, es difícil imaginar una propuesta legislativa más amenazante para la integridad electoral y la confianza de los votantes”.

Habiendo sido aprobada en la Cámara, el proyecto de ley se dirige al senado.

Analizamos algunos de los puntos más controvertidos de la ley.

1. El Congreso permitirá que los estados establezcan el reglamento de sus elecciones, pero tendrá el poder de alterarlo o agregar ítems a voluntad, es decir, los estados no tendrán más el poder de manejar sus propias elecciones.

2. Cualquier rechazo o desafío a la “ley para el pueblo”, tiene que ser tratado en las cortes federales de Washington D.C. un distrito controlado por jueces demócratas, es decir, se anula cualquier iniciativa de apelar a la justicia por las consecuencias nefastas de la ley.

3. A menos que la persona lo pida, todos aquellos que sean admisibles para votar, tienen que ser registrados automáticamente, y la registración tiene que estar disponible online; como resultado de esto, los padrones pueden estar llenos de personas que no votan y esto da lugar a que otros usen sus datos para votar.

4. Las personas pueden cambiar sus datos personales, incluyendo su dirección postal, hasta un día antes de las elecciones en los centros de votación; las personas pueden votar en un estado y al otro día votar en otro estado con esta cláusula de la ley.

5. El proyecto de ley protege a los no ciudadanos de ser procesados penalmente si están registrados para votar automáticamente y nunca hicieron una declaración afirmativa de que eran ciudadanos estadounidenses; este aspecto de la ley incentiva a los criminales a registrarse para votar a los demócratas, quienes los están “protegiendo” de la justicia.

6. Las personas podrán registrarse el mismo día de la votación y votar en el lugar; otra vez, las personas pueden votar múltiples ya que no se lleva una revisión de quien se registra y adónde.

Le recomendamos:

7. ¡Los estados no tendrán permitido actualizar los padrones!; esto resultará en votantes dobles, en el mismo estado y en otros estados

8. Obligarán a los estados a registrar a las personas mayores de 16 años, aunque aún no pueden votar (están trabajando en una ley para que lo puedan hacer).

9. Censurarán cualquier crítica o denuncia de que hubo irregularidades en las elecciones con penas de hasta 5 años de prisión al que lo haga.

10. Permitirán el voto por correo sin identificación, es decir, cualquiera podrá votar sin tener que probar que es quien dice ser; más fraude.

11. Recibirán hasta 10 días después de las elecciones los votos por correo

12. Los candidatos políticos podrán usar los fondos para la campaña, generalmente parte es donada y parte es dada por el gobierno federal, para su uso personal; esta cláusula es altamente peligrosa porque incluso se puede hasta lavar dinero de esta manera.

13. Ninguna organización independiente podrá desafiar los resultados de las elecciones y será penalizada con un año de prisión si lo hace.

El proyecto de ley tiene 791 páginas y hay muchos más ítems preocupantes, pero a simple vista los demócratas están pavimentando el camino para que nadie más que no esté bajo su comando, pueda ganar las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

Muchos regímenes dictatoriales en países del tercer mundo siguen en el poder gracias a este tipo de leyes.

No es que la gente los elije para que los sigan empobreciendo, sino que han legalizado la forma de poder controlar todo el país.

Ahora todo depende del senado. Si los republicanos son lo suficientemente determinados, votarán en contra de este atropello a la libertad.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com