Redacción BLesLos diez senadores republicanos que integran el Comité de Pequeñas Empresas del Senado, exigen al gobierno de Biden aclarar los préstamos que concede a la multinacional abortista, Planned Parenthood (PP, por la sigla en inglés) en contra de las normas pertinentes. 

PP ya recibe subvenciones del dinero de los contribuyentes, pero además parece haberse excedido al obtener al menos 80 millones de dólares más de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA), destinados exclusivamente a los pequeños empresarios del país, de acuerdo con Townhall del 22 de julio. 

En este sentido, los senadores infieren que ese dinero habría sido obtenido fraudulentamente, porque solo se puede conceder a empresas que contraten hasta 500 empleados, pero PP vincula al menos a 16.000. 

“La SBA ha aprobado erróneamente casi 100 millones de dólares en préstamos del Programa de Protección de Cheques (PPP) financiados por los contribuyentes a las sucursales de Planned Parenthood en todo el país”, declararon conjuntamente los legisladores.  

Y agregaron: “Solo el 30 de junio, la SBA aprobó cuatro préstamos PPP a filiales de Planned Parenthood a pesar de que la última Administración determinó que estas entidades no eran elegibles para el programa”.

Por su parte, en agosto del 2020, el entonces senador Kelly Loeffler (R-Ga.) ya había liderado una iniciativa para exigir a PP la rendición de cuentas de esta financiación, y de que declarara sobre si era de su conocimiento la ilegalidad cometida al solicitarla y recibirla.

Mientras se aclara este aparente fraude y se recupera el dinero, los senadores tratarán de detener el nombramiento del funcionario postulado como Administrador Adjunto de la SBA por la administración Biden, Dilawar Syed.

Por eso, en la misma declaración escribieron: “No permitiremos que se vote sobre este candidato hasta que la SBA tome medidas para recuperar los fondos del PPP adquiridos indebidamente por las entidades de Planned Parenthood”. 

Le recomendamos: “VA A CAER”: Trump habló sobre el régimen comunista de Cuba en 1999

Ad will display in 09 seconds

En este contexto, el senador James Inhofe (R-Okla.) interrogó a Syed sobre la ilegalidad cometida por PP, al solicitar estos préstamos sabiendo que las normas los destinaban solo para empresas mucho menores. 

En las tres ocasiones en las que fue interrogado, Syed respondió consistentemente en que no conocía las regulaciones establecidas en la SBA al respecto.   

Adicionalmente, los republicanos están preocupados porque Syed pertenece a la junta directiva de Emgage Action, el brazo 501 (c) (4) del grupo de defensa musulmán Emgage USA, una organización abiertamente “antiisraelí”, como informó el autor Houston Keene.

Es de notar que el informe anual 2019-2020 de Planned Parenthood, señala que recibió 618,1 millones de dólares del dinero de los contribuyentes, equivalentes al 38% de sus ingresos totales.

PP es fuente constante de polémicas, porque además de ser la mayor clínica que frustra la vida de cientos de miles de bebés por nacer en todo el mundo, también es una de las principales proveedoras de una hormona utilizada para que adolescentes y niños puedan “cambiar de sexo”.

Por otro lado, un informe de investigaciones del Centro para el Progreso Médico (CMP), revela que existe evidencia suficiente como para asegurar que Planned Parenthood está facilitando al régimen comunista chino gran cantidad de ADN, tejido y órganos de bebés abortados, lo cual estaría siendo utilizado por los chinos para desarrollar armas biológicas (virus).

José Hermosa – BLes.com