Redacción BLesActivistas de izquierda persiguieron a la senadora demócrata de Arizona, Kristen Sinema, hasta el baño de la universidad donde estaba dando clases para acosarla por no haber firmado el presupuesto de los demócratas de 3.5 billones de dólares que inicialmente incluía un presupuesto para otorgar amnistía a los 7 millones de inmigrantes ilegales que hay en los Estados Unidos pero que fue denegado.

La organización ‘Lucha’ (Viviendo Unidos por un cambio en Arizona), se describen a sí mismos como ‘miembros de la comunidad que luchan por la transformación social, racial y económica’, publicaron dos videos que grabaron mientras acosaban a la senadora en la Universidad Estatal de Arizona (ASU) el pasado 3 de octubre.

“NOTICIA: Blanca, una joven inmigrante de AZ se enfrenta a @SenadorSinema dentro de su aula, donde enseña @ASU. ‘En 2010 mis dos abuelos fueron deportados por la ley SB1070… mi abuelo falleció hace dos semanas y no pude ir a México porque no hay camino a la ciudadanía”, dice la publicación del video donde se ve que persiguen a la senadora.

Al comienzo del episodio, los activistas esperan fuera del aula a la senadora y le preguntan si podían hablar con ella. Sinema contesta que se está yendo y los evade.

Los activistas la persiguen hasta el baño, filmando toda la situación y amenazándola con ‘sacarla’ de su cargo.

“Tocamos las puertas por ti para que fueras elegida. Así como te hicimos elegir, podemos sacarte del cargo si no apoyas lo que nos prometiste”, le grita una de las mujeres que estaba ahí.

Sinema no respondió a sus amenazas y simplemente continuó entrando al toilette.

Una vez dentro del toilette, una de las activistas trató de ‘persuadirla’ admitiendo que ella misma es una inmigrante ilegal.

“Me trajeron aquí a Estados Unidos cuando tenía tres años y en 2010 mis abuelos fueron deportados por la SB 1070. Y estoy aquí porque definitivamente creo que necesitamos un camino hacia la ciudadanía”, dijo la mujer. “Mi abuelo falleció hace dos semanas y no pude ir a México a visitarlo, porque no hay una vía para la ciudadanía”.

En otro video que publicó la organización se ve a los activistas gritando fuera del aula de la senadora.

 

“No tendríamos que recurrir a la confrontación @senatorsinema alrededor de Phoenix si ella se reuniera con las comunidades que la eligieron. Ella ha sido completamente inaccesible. Estamos hartos de los juegos políticos, dejen de jugar con nuestras vidas. ‘¡Construyan mejor, respalden el proyecto de ley!’”, dice la publicación del video.

Senadora responde, las redes sociales reaccionan

Kristen Sinema es considerada una de las pocas demócratas moderadas en el Senado junto con Joe Manchin que también se negó a firmar el enorme presupuesto de 3.5 billones de dólares de los demócratas.

Debido a su postura, ambos han soportado la presión de los medios y sus propios colegas en el Congreso porque sin su voto, el presupuesto no se puede aprobar ya que no cuenta con el apoyo de los republicanos.

Utilizando su cuenta de Twitter, Sinema condenó el episodio en la Universidad Estatal de Arizona y dijo que fue una protesta legítima.

“El comportamiento de ayer no fue una protesta legítima. Es inaceptable que las organizaciones activistas instruyan a sus miembros para que se pongan en peligro participando en actividades ilícitas, como entrar en edificios universitarios cerrados, interrumpir los entornos de aprendizaje y filmar a los estudiantes en un baño”, escribió la senadora, que además dijo que está dispuesta a ser criticada por sus políticas pero no de esa manera.

Usuarios de Twitter criticaron duramente la forma en que los activistas intentaron ‘hacerse escuchar’.

“Por favor, no persigan a las mujeres en los baños. Sólo pido un mínimo de decencia y de respeto personal”, escribió S.E. Cupp.

“No me importa lo mucho que apestan como seres humanos. Seguir a cualquier persona en un baño y grabarla es asqueroso, intrusivo y espeluznante. No normalicen este comportamiento”, se quejó Creep Caroline.

El representante republicano Matt Gaetz pidió directamente que deporten a Blanca, la mujer que gritó a la senadora en el baño, admitiendo que era una inmigrante ilegal de México.

#DeportenaBlanca, escribió el republicano de Florida.

Amnistía para 8 millones de inmigrantes ilegales en los Estados Unidos

La mención que hicieron los activistas cuando acosaron a la senadora, un ‘camino hacia la ciudadanía’ se refería a una cláusula de más de 100 mil millones dentro del presupuesto de infraestructura de 3.5 billones de dólares de los demócratas que les daría estatus legal a los 8 millones de inmigrantes que están ilegales en el país.

Según The Hill, “un resumen del proyecto de ley también afirma que proporcionará green cards “a millones de trabajadores y familias inmigrantes.”

No está claro si la senadora realmente estaba en contra de este particular del proyecto de ley, no obstante, esa cláusula particular fue rechazada por la parlamentaria del senado, cuya función es interpretar las legislaciones propuestas en el senado.

Según KLEW, a principios de septiembre, Elizabeth MacDonough, la parlamentaria del Senado, denegó el primer intento de los demócratas de añadir la reforma migratoria al proceso de conciliación de su proyecto de ley de infraestructuras.

Luego los demócratas presentaron una nueva propuesta que simplemente pretendía cambiar la fecha de registro dentro de la actual ley de inmigración. La fecha de registro permite a las personas que han estado residiendo en los EE. UU. antes de la fecha de registro, ser elegibles para la residencia permanente.

Pero para la parlamentaria MacDonough el plan seguía siendo una “nueva y amplia política de inmigración”, que no podía incluirse en el proceso de reconciliación. La reconciliación es un procedimiento que permite al Congreso aprobar proyectos de ley presupuestaria sin la supermayoría de 60 votos que suele ser necesaria para aprobar una ley.

Con Manchin y Sinema en contra del proyecto de ley, el presupuesto no fue aprobado.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.