Redacción BLes– El aspirante al Senado de Georgia por el Partido Republicano, David Perdue, defendió hoy lunes al presidente Donald Trump luego de que el Washington Post filtrara una grabación de audio en donde expuso algunas de sus dudas sobre la integridad electoral.

En la llamada en cuestión con el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, el presidente hace mención de varias irregularidades en el estado como la doble votación, votación de personas muertas, la destrucción de votos en su nombre, así como algunas otras acusaciones.

Respecto a la filtración de los medios, Perdue dijo que era algo ‘repugnante’, y al mismo tiempo respaldó las afirmaciones del presidente, asegurando que es justamente lo que ha estado denunciando durante meses.

“No escuché nada en esa cinta que el presidente no haya dicho durante semanas desde las elecciones de noviembre pidiendo algún tipo de investigación, algún tipo de resolución a las irregularidades y las irregularidades que ahora vemos que sucedieron en noviembre aquí, en Georgia”, dijo Perdue, según Fox News.

Perdue, quien se vio presionado cuando se le preguntó sobre el respaldo que el Partido Republicano ha dado al presidente en relación a la llamada filtrada por los medios, aseguró que Trump estaba expresando con razón sus preocupaciones sobre las elecciones en el estado.

“Lo que él está diciendo, mucha gente en Georgia y 75 millones de estadounidenses, creo, se alinean con él ahora mismo que algo adverso sucedió aquí en Georgia y no hemos llegado al fondo”, dijo Perdue.

De acuerdo con The Hill, durante la llamada, el presidente Trump solicita a Raffensperger que encuentre los votos que anulan su derrota electoral, indicándole que tiene conocimiento de lo que ha sucedido y que debe responsabilizarse por ello.

“Los votos son corruptos”, señaló el presidente Trump durante la llamada. “Y vas a descubrir que lo están, lo cual es totalmente ilegal, es más ilegal para ti que para ellos porque, ya sabes, lo que hicieron y no lo reportas. Eso es un delito, es un delito penal. Y no puedes dejar que eso suceda. Es un gran riesgo para ti y… tu abogado”, agrega.

La llamada además contó con la participación del jefe del gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows así como otros que pidieron a Raffensperger investigar las irregularidades electorales, mientras que el secretario de Estado de Georgia negó las acusaciones sobre el alegado fraude.

Perdue afirmó que las elecciones generales del 3 de noviembre incluyeron algunas irregularidades y Trump quiere “algunas respuestas”. Así mismo indicó que ni Raffensperger, a quien se le ha pedido que dimita de su cargo, ni la legislatura estatal ha proporcionado alguna de esas respuestas.

Por su parte, Jon Ossoff, uno de los oponentes demócratas para la segunda vuelta de las elecciones para el Senado de Georgia, se unió a las voces demócratas que criticaron la llamada del presidente, alegando que fue una manera de presionarlo para revertir los resultados.

César Múnera-BLes.com