Redacción BLes – El senador Mike Lee, republicano de Utah, dijo que la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, parece estar “asustada” por el proceso de destitución que miembros de su partido iniciaron contra el presidente estadounidense Donald Trump.

La Cámara de Representantes votó el miércoles a favor de destituir al Presidente Trump, pero aunque la Cámara Baja adoptó dos artículos del juicio político, debe aprobar una segunda resolución nombrando formalmente a los encargados de la impugnación para presentar el caso en el Senado. Ese segundo vehículo desencadena la transmisión oficial de los artículos al Senado.

En ese sentido, luego de la votación, los principales asesores demócratas dijeron que era “poco probable” que la Cámara tomara los pasos necesarios para enviar los artículos al Senado hasta al menos principios de enero, un retraso de al menos dos semanas y tal vez más, de acuerdo a Politico.

De hecho, los demócratas se apresuraron a votar la destitución antes de Navidad y ahora, al parecer, quieren que el proceso se dilate en el Senado, ya que la Cámara Alta cuenta con mayoría republicana y es muy probable que absuelva al mandatario.

En ese marco, es que el senador Lee dijo el jueves que la reticencia de Pelosi por enviar los artículos adoptados de la impugnación al Senado muestra que ella no tiene confianza en su propio caso. 

“Se dan cuenta de que arruinaron esto”, dijo Lee en el programa “Hannity” de Fox News.

“Se dan cuenta de que, en un esfuerzo por hacer que esto salga bien, hicieron un trabajo de mala calidad al armarlo”, añadió el miembro del Comité Judicial del Senado.

Pelosi no sólo estaría dilatando intencionalmente los próximos pasos porque Trump muy probablemente será absuelto en el Senado, sino porque el proceso también podría destapar muchas mentiras y falencias en el procedimiento iniciado por los demócratas.

Es más, uno de los eruditos convocados en la Cámara de Representantes, Jonathan Turley, vinculado al Partido Demócrata, reconoció que “si la Cámara procede únicamente con las acusaciones de Ucrania, esta impugnación se destacaría entre las impugnaciones modernas como el procedimiento más corto, con el registro probatorio más delgado, y los motivos más estrechos jamás utilizados para impugnar a un presidente”.

“Nancy Pelosi está haciendo esto [retener los artículos para que pasen al Senado] porque está muerta de miedo”, apuntó Lee. “Esta cosa es un duende gigante para ella. Está asustada por ello y no quiere confiarnos la realización de un juicio”, añadió.

En ese sentido afirmó que la representante demócrata por California sabe que el proceso no terminará bien para el Partido Demócrata una vez que lo trate el Senado.

Además, Lee le dijo al anfitrión invitado Jason Chaffetz que si la presidente de la Cámara de Representantes no envía los artículos al Senado para un juicio, no pasará nada más.

A pesar de que el proceso de destitución comenzó en agosto, los demócratas no han podido presentar pruebas ni testigos que demuestren que el presidente Trump amenazó o presionó al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, para que este investigue al hijo de su eventual rival en las elecciones de 2020, Joe Biden.

Es por eso que tanto el presidente Trump como los congresistas republicanos han denunciado que en realidad se trata de una maniobra política para destituir al mandatario, quien cuenta con altas posibilidades de ser reelecto en las elecciones del año que viene. 

“Mira, hay una tierra llamada ‘Pasivo-agresiva’, y Nancy Pelosi es su reina. No entiendo por qué hizo lo que hizo, pero no tiene sentido”, agregó al respecto el senador Lee.

En tanto, el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, ya ha indicado que se ocupará de los artículos de la impugnación de manera responsable.

McConnell, hablando después de una reunión el jueves con el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, dijo que el líder demócrata había insistido en “apartarse del precedente bipartidista unánime que 100 senadores aprobaron antes del comienzo del juicio del presidente [Bill] Clinton” en lo que respecta a los procedimientos.

Schumer había solicitado una “garantía especial previa al juicio de ciertos testigos que los propios demócratas de la Cámara de Representantes no se molestaron en buscar mientras armaban su caso”, explicó McConnell, citado por Fox News.

En ese sentido, el señador por Kentucky explicó que en 1999 “los 100 senadores respaldaron una solución de sentido común” para dividir el proceso en dos etapas: una que establece las bases para las reglas en asuntos como las declaraciones de apertura, y otra que se ocupa de “las preguntas a mitad del juicio como los testigos”.

“Algunos demócratas de la Cámara de Representantes insinúan que están reteniendo los artículos [de la impugnación] para tener algún tipo de influencia”, dijo McConnell. “Admito que no estoy seguro de la influencia que tiene el abstenerse de enviarnos algo que no queremos”, añadió.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2)

videoinfo__video2.bles.com||437cd59e6__

Ad will display in 09 seconds