Redacción BLes – El senador republicano de Texas, Ted Cruz participó de una presentación en Georgia el pasado 19 de diciembre y pidió que se procesen y condenen a las personas involucradas en el fraude electoral que ocurrió en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, reportó Washington Times.

“Es hora de acabar con el fraude electoral. Es hora de exponer el fraude electoral. Es hora de tomar a cualquiera que haya estado involucrado en el fraude electoral y procesarlo y ponerlo en la cárcel.”

La demostración en Georgia se realizó para dar apoyo a los dos candidatos republicanos para el Senado, Loeffler y Perdue, que se definirán en la segunda vuelta el próximo 5 de enero, un día antes del conteo de votos en el Congreso.

La definición de estos dos escaños es de suma importancia debido a que determinarán si los republicanos seguirán controlando el Senado o si perderán la mayoría.

Le recomendamos:

Los comentarios del senador Cruz hacen eco con las recientes publicaciones de Lin Wood, el abogado de We the People, quien insinuó que Trump pediría prisión para el gobernador y secretario de estado de Georgia por no haber cumplido con su rol de defender las elecciones y haber permitido el masivo fraude en su estado.

“El presidente Trump @realDonaldTrump es un hombre genuinamente bueno. No le gusta despedir a la gente. Apuesto a que no le gusta poner a la gente en la cárcel, especialmente a los “republicanos”.

Le dio a @BrianKempGA y @GaSecofState cada oportunidad de hacerlo bien. Se negaron. Pronto irán a la cárcel.”

Cruz dijo que los estadounidenses quieren las mismas políticas que el estado de Texas: bajos impuestos, pocas regulaciones, más puestos de trabajo, y mantener valores conservadores. También declaró que los georgianos no desean el socialismo, el cual es inminente si es que los demócratas toman el control del Senado.

Según una entrevista de Perdue en Breitbart, las propuestas de los candidatos demócratas, Warnock y Ossoff, van desde el aborto hasta el desfinanciamiento de la policía y la amnistía para todos los inmigrantes ilegales.

La noche del 3 de noviembre en Georgia, cuando Trump ganaba las elecciones en ese estado, los empleados del distrito enviaron a los observadores de urnas republicanos a sus casas, alegando que había ocurrido una explosión que rompió una tubería y que el conteo seguiría al día siguiente.

Sin embargo, no solo se supo luego que dicha explosión no fue real, sino que además emergieron más de un video de las cámaras de seguridad donde se ven a dos empleadas sacando valijas con votos debajo de una mesa para contar cuando ya no había nadie en el lugar.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes