Redacción BLes – El secretario de estado de Georgia, Raffensperger, luego de haber calificado los reclamos de fraude como infundados, ahora se unió al discurso de sus compañeros republicanos y reconoció públicamente que el voto en ausencia ‘abre la puerta a la votación ilegal’.

Raffensperger, luego de haber sido blanco de las críticas por parte de sus compañeros republicanos e incluso del propio presidente Trump, por no haber colaborado en las investigaciones y denuncias sobre el evidente fraude electoral que sacudió al estado que representa, el miércoles reconoció que el voto en ausencia favorece las elecciones ilegales y se unió al reclamo que propone la eliminación de la práctica, durante una audiencia en la Cámara de Representantes de Georgia.

Algunos estados como Georgia impusieron el voto en ausencia “sin justificación” en las elecciones de 2020, utilizando el pretexto que los votantes debían evitar las multitudes en los lugares de votación durante la pandemia del virus PCCh. 

Tanto el presidente Trump como el resto de sus colaboradores anunciaron desde los primeros meses de pandemia, que promover ese sistema de voto, tal como lo estaban haciendo los gobiernos demócratas, generaría un caos innecesario favoreciendo la ilegalidad del sistema electoral.

El pronóstico fue acertado y el fraude se evidenció por todo el país. Sobre todo en algunos estados clave como Georgia, con el agravante que sus gobernantes, principalmente su gobernador, Brian Kemp y el secretario de estado Brad Raffensperger, resultaron ser republicanos que traicionaron sus principios de democracia, escondiendo y negando el fraude.

Le recomendamos: 

Ahora, el polémico Raffensperger dando un giro a su discurso, y contradiciendo sus propios dichos del pasado declaró que: “El sistema de voto en ausencia sin justificación, abre la puerta a posibles votaciones ilegales”.

Además de cambiar el estándar sobre quién puede votar en ausencia, Raffensberger también solicitó imponer un requisito de identificación de votante para las boletas de voto en ausencia, en lugar del actual sistema de comparación de firmas, que podría ser subjetivo.

Los republicanos en el Senado del estado de Georgia han dicho que presionaran para hacer este cambio antes de las elecciones de segunda vuelta.

Uno de los abogados a cargo de las denuncias por fraude electoral en Georgia, Lin Wood, publicó en noviembre una citación judicial en la que demanda al Secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger. En la citación exige cintas de vigilancia, información y documentos para inspeccionar las instalaciones del State Farm Arena. El polémico estadio protagonista del fraude electoral.

En una publicación en Twitter, Lin Wood publicó la demanda realizada y aseguró: “Con el tiempo, la gente irá a prisión en Georgia”, y advirtió: “Cada mentira será revelada”.

A finales de noviembre, el propio presidente Trump apuntó contra el Gobernador de Georgia y el Secretario de Estado en un mensaje de Twitter diciendo: “¿Por qué el gobernador @BrianKempGA, el desventurado gobernador de Georgia, no usa sus poderes de emergencia, que se pueden hacer fácilmente, para desestimar a su obstinado Secretario de Estado y garantizar una correcta coincidencia de firmas en los sobres. Será una “mina de oro” de fraude, y fácilmente ganaremos el estado”

Andrés Vacca – BLes