Redacción BLesLa Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) designó el viernes a cinco empresas chinas como una amenaza para la seguridad nacional, en virtud de una ley de 2019 impulsada por el expresidente Trump destinada a proteger las redes de comunicaciones de los Estados Unidos.

La legislación en la que se basó la FCC requiere que el organismo identifique a las empresas que producen equipos y servicios de telecomunicaciones “que se ha determinado que representan un riesgo inaceptable para la seguridad nacional de Estados Unidos”.

En este sentido, la FCC afirmó que la lista debía incluir a Huawei Technologies Co, ZTE Corp, Hytera Communications Corp, Hangzhou Hikvision Digital Technology Co y Dahua Technology Co.

La presidenta interina de la FCC, Jessica Rosenworcel, dijo en un comunicado: “Esta lista proporciona una guía significativa que garantizará que, a medida que se construyan redes de próxima generación en todo el país, no repitan los errores del pasado ni utilicen equipos o servicios que supongan una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos o la seguridad y protección de los estadounidenses “.

Con la declaración de la FCC, las cinco firmas quedan excluidas de un lista a la que acceden las empresas estadounidenses para aprovechar un fondo gubernamental de 8,3 mil millones de dólares para comprar equipos de telecomunicaciones.

El año pasado la FCC ya había prohibido el uso de equipo tecnológico 5G fabricado por las empresas Huawei y ZTE, vinculadas con el Partido Comunista Chino (PCCh), por considerarlas una amenaza para la seguridad nacional.

Así lo comunicó el 30 de junio el entonces presidente de la FCC, Ajit Pai: “Basándose en el abrumador peso de la evidencia”, que demuestra los “estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino” de estas empresas, lo que las obliga a cooperar con su sistema transfiriendo información.

Le recomendamos:

En febrero, Huawei impugnó la declaración del año pasado en una petición presentada ante el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU., pero la misma habría sido rechazada y ahora la FCC reconfirmó su incorporación.

Entre las últimas acciones emitidas por la administración Trump antes de dejar la Casa Blanca, apuntada a limitar los atropellos del régimen chino, se notificó a varios proveedores estadounidenses de Huawei, incluido el fabricante de chips Intel Corp, que Estados Unidos está negando un considerable número de licencias para vender a la compañía ligada al PCCh, con la intención de rechazar docenas de otras aplicaciones para abastecer a la firma de telecomunicaciones.

Un correo electrónico publicado por Reuters, destaca que el alcance de las medidas de restricción abarcaban una “amplia gama” de productos dentro de la industria de los semiconductores. 

El bloqueo de Huawei y otras empresas ligadas al PCCh, se suma a las múltiples prevenciones y medidas que varios países, siguiendo las iniciativas de Estados Unidos durante la era Trump, están tomando frente a las agresivas estrategias expuestas por el régimen chino en busca de su control mundial.

Más allá de la reciente medida, la administración Biden aún no pronunció explícitamente cuál es su postura frente al régimen chino, y las empresas ligadas a su ejército y aparato de inteligencia. Lo que es indiscutible es que la postura actual ya no es determinante como durante la era Trump, quien explícitamente se pronunciaba contra las atrocidades y avasallamientos del régimen comunista chino. 

Andrés Vacca– BLes.com