Redacción BLes- Harvey Risch volvió a asegurar que el tratamiento con hidroxicloroquina es altamente eficaz para ayudar a las personas en las primeras etapas de la enfermedad, especialmente a las que tienen un mayor riesgo.

En medio de la pandemia por el virus del PCCh, el profesor de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de Yale, Harvey Risch, en una nota publicada por él en el Washington Examiner, vuelve a asegurar que la hidroxicloroquina combinada con zinc y antibióticos apropiados tiene una efectividad asombrosa en pacientes de alto riesgo para recuperarse de los efectos del virus. 

Risch hace una distinción entre dos etapas de la enfermedad y señala que, si bien es probable que el tratamiento funcione rápidamente durante la primera etapa, no es eficaz para ayudar a las personas que han avanzado a la segunda etapa más grave.

“En la primera etapa, es una enfermedad similar a la gripe. Esa enfermedad no lo matará. Si usted es un paciente de alto riesgo y comienza el tratamiento de inmediato, es casi seguro que terminará en unos pocos días”, escribió Risch y agregó: “Cuando no reciban tratamiento, los pacientes de alto riesgo pueden empeorar. El virus luego causa neumonía severa y afecta muchos órganos, incluido el corazón. En esta segunda etapa, la hidroxicloroquina no es efectiva”.

Risch dice que las personas en la categoría de alto riesgo deben recibir tratamiento incluso antes de recibir los resultados de su prueba de coronavirus. Es decir, lo recomienda incluso como tratamiento preventivo. 

“Lo segundo que hay que saber es que la mayoría de los pacientes de bajo riesgo sobreviven sin tratamiento. Bajo riesgo significa que tiene menos de 60 años y no tiene afecciones crónicas como diabetes, obesidad e hipertensión, no ha recibido tratamiento previo para el cáncer, no está inmunodeprimido, etc. Alto riesgo significa que tiene más de 60 años o tiene una o más de esas condiciones crónicas. Los pacientes de alto riesgo necesitan tratamiento inmediato cuando muestran síntomas por primera vez “, dijo el experto.

Risch también volvió a hacer un fuerte cuestionamiento a la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos), quien aprobó el uso de emergencia de la hidroxicloroquina para pacientes hospitalizados, mientras bloqueó las peticiones para uso ambulatorio. Lo cual va justamente en contra de lo que plantea Risch según los estudios realizados. 

Respecto al porqué de la negación de la FDA sobre la hidroxicloroquina, Risch escribió: “Solo puedo especular sobre la causa de la obstinación de la FDA. La hidroxicloroquina es un medicamento genérico y económico. A diferencia de ciertos medicamentos patentados que generan ganancias, que han sido promocionados de manera promiscua con la más mínima evidencia, la hidroxicloroquina no tiene una base financiera natural. Nadie se hará rico con ella “

En otra nota que escribió el epidemiólogo en la revista NewsWeek, también mencionó otros dos motivos por los cuales, a pesar de los resultados positivos demostrados, al momento no se utiliza la hidroxicloroquina de forma masiva. 

En primer lugar, argumenta, el medicamento se ha politizado mucho. Para muchos, es visto como un marcador de identidad política, en ambos lados del espectro político. Lo cual es un verdadero error. Ya que la medicina debe juzgar este medicamento estrictamente según la ciencia y no debería intervenir la política. 

En segundo lugar, prosiguió en su explicación, el medicamento no se ha utilizado correctamente en muchos estudios. La hidroxicloroquina ha mostrado un gran éxito cuando se usa temprano en personas de alto riesgo, pero, como cabría esperar de un antiviral, mucho menos éxito cuando se usa tarde en el curso de la enfermedad.

Andrés Vacca – BLes.com