Redacción BLes – Otra tienda de comestibles que funciona las 24 hs. en San Francisco se ha visto obligada a cerrar antes de tiempo debido a los excesivos robos en las tiendas, uniéndose así a muchos otros minoristas que tienen que cambiar su horario de funcionamiento para evitar el exceso de robos nocturnos.

Fox Business informó que la tienda de comestibles Safeway, en el barrio de Castro de San Francisco, redujo más de un tercio el horario de trabajo, cerrando ahora de 9 de la noche a 6 de la mañana en lugar de operar las 24 horas del día como antes.

Los clientes se sintieron incomodados por estas decisiones, ya que dicen que muchos compran más tarde por la noche que durante el día.

“Siento que es definitivamente un inconveniente, no todo el mundo puede ir al supermercado entre esas horas, así que es un poco frustrante, especialmente para mí personalmente. Me gusta comprar más tarde”, dijo un residente de Castro.

El supervisor de un supermercado Safeway de San Francisco, Rafael Mandelman, describió el cambio de horario de su trabajo como un problema de equidad.

“Creo que, al igual que muchos minoristas, han experimentado un aumento de los delitos contra la propiedad y de los robos en sus tiendas”, dijo. “Hay mucha gente con bajos ingresos, personas mayores, personas con discapacidad, que dependen de ese Safeway y de otros Safeways de la ciudad”.

Mandelman, abogado y político estadounidense, añadió que está discutiendo con la policía local y los responsables de Safeway la forma de hacer frente a los delincuentes.

Mandelman reveló que los empleados de Safeway le dijeron que la policía rara vez realiza detenciones por un delito contra la propiedad cuando llega al lugar de los hechos. Al mismo tiempo, los delincuentes saben que no se enfrentarán a ninguna consecuencia grave, por lo que continúan con su “negocio de robar”.

La decisión del Safeway en Castro se produce menos de un mes después de que el gigante de la venta de productos farmacéuticos Walgreens anunciara el cierre de algunas tiendas en San Francisco debido a los robos organizados en comercios y a la insuficiente aplicación de la ley desde la zona de la bahía hasta la Gran Manzana. Una tienda de Walgreens en San Francisco informó de que perdía 1.000 dólares al día por robos y cerró el año pasado.

“Creo que los últimos seis meses, por lo que dicen, han sido una especie de récord en cuanto a lo malo que ha sido. Es triste, molesto y frustrante”, dijo un portavoz de Walgreens.

En septiembre, San Francisco anunció nuevas iniciativas para acabar con los robos en las tiendas, como el aumento de la plantilla de la Unidad de Delincuencia Organizada en el Comercio Minorista del departamento de policía y la actualización del sistema de denuncias del departamento para que los comercios puedan informar de los robos más fácilmente a través de Internet.

Según la alcaldesa de San Francisco, London Breed, los hurtos en comercios y los robos en tiendas no son delitos sin víctimas.

“Dañan a las familias trabajadoras debido a la reducción de las horas de trabajo, el cierre de tiendas y la pérdida de empleos. Perjudican a los clientes y a las personas mayores, que pierden el acceso conveniente a los medicamentos recetados y a las vacunas debido a los cierres de las farmacias. Perjudican a los barrios que sufren la reducción de los comercios locales y el aumento de los escaparates vacíos”, dijo entonces.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.