Redacción BLesResidentes de la ciudad de San Francisco, California, organizaron una campaña para sustituir al fiscal general, Chesa Boudin, argumentando que con sus políticas progresistas el crimen en la ciudad se ha disparado principalmente debido a su ‘visión’ de no encarcelar a los criminales.

La campaña para destituir a Chesa Boudin es una herramienta legal del estado California la cual permite que con una determinada cantidad de firmas, un juez convoque a nuevas elecciones. El gobernador Newsom está actualmente bajo el mismo procedimiento.

De qué acusan al fiscal general

“El deber de hacer cumplir las leyes penales, hacer que los delincuentes rindan cuentas y representar a los ciudadanos respetuosos de la ley mediante el enjuiciamiento y la condena es la obligación del Fiscal del Distrito. En San Francisco, esta obligación con el pueblo es de Chesa Boudin. Bajo Boudin, elegido en noviembre de 2019, el sistema de justicia penal de nuestra ciudad se ha suspendido”, declara el sitio web de la campaña.

“Los delincuentes se envalentonan debido a la falta de responsabilidad; los perpetradores detenidos simplemente quedan en libertad, cometen más delitos y, por desgracia, muchos son mortales. Nuestra querida ciudad ha experimentado un aumento astronómico de los delitos violentos, los asaltos a viviendas, los saqueos de comercios, los robos de coches, el tráfico de drogas desenfrenado y sin control y el robo de propiedades comerciales, incluso bajo las restricciones de Covid-19”.

El 11 de agosto pasado, terminó el primer intento – organizado por los republicanos – de destituir al fiscal para el cual faltaron 1714 firmas de las 51.325 que debían colectar. Esta vez, la campaña está organizada por un grupo de residentes no partidarios.

Políticas progresistas

En el año 2014 el estado de California aprobó la Proposición 47 con la todos los robos no violentos en los que los ítems robados sean menores a 1000 dólares en valor, ya no son considerados un delito grave, sino menor.

Videos de delincuentes saqueando tiendas en Los Ángeles y San Francisco y yéndose, caminando sin apuro mientras la gente mira sin hacer nada, fueron noticia el mes pasado.

En una entrevista con Fox News, el presidente de la Asociación de Agentes de Policía de San Francisco, Tony Montoya, explicó la frustración que sienten los oficiales que tienen que lidiar con un sistema de justicia que no funciona.

“La percepción que existe es que no hay consecuencias para el comportamiento ilegal o malo. Saben que si los atrapan, saldrán antes de lo que tarda el agente en redactar su informe policial”, dijo Montoya. “Los políticos no están adormecidos, sino que están en negación. Niegan rotundamente que esto ocurra. No es un secreto que tenemos un mercado de drogas al aire libre”.

Le recomendamos: Médico CUESTIONA con datos los MÉTODOS de prevención del virus

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Bajo la misma Proposición 47 la posesión de drogas es un delito menor, aunque no el tráfico de drogas, por lo que la policía todavía arresta a quienes encuentran vendiendo drogas en las calles. Pero según Montoya, cuando llega la hora de procesar a estos delincuentes, el fiscal no lo hace porque considera que los traficantes son ‘víctimas’ de las ‘fallas’ de la sociedad.

“Los que venden estas drogas están alimentando los demonios de estos adictos. Son literalmente responsables de que la gente muera en nuestras calles. El año pasado perdimos más personas por sobredosis de fentanilo que por COVID”, dijo Montoya. “No está procesando a la gente. Estamos viendo a las mismas personas una y otra vez. Está llevando la reincidencia a un nivel completamente nuevo. Le gusta pregonar que hay casi ‘cero reincidencias’ cuando libera a la gente de las cárceles”.

Montoya explica que los oficiales presentan casos en la fiscalía donde los criminales son grabados en videos con armas cometiendo crímenes pero Boudin no los procesa a menos que presenten pruebas de ADN.

Cuál es la visión progresista del fiscal Chesa Boudin

El argumento de Boudin es que la encarcelación de los delincuentes no los ayuda a rehabilitarse por lo que su foco es no enviarlos a prisión sino más bien ‘reubicarlos’, tratar su salud mental para ‘mantener las familias unidas’. De esta manera se ‘reduce la dependencia del encarcelamiento’.

“Pero [esto] también ha enfadado a la clase dirigente, también ha enfadado a la clase multimillonaria”, aseguró Boudin. “Y por eso en San Francisco han organizado no una, sino dos campañas de destitución distintas para intentar echarme del cargo antes de que haya llegado a la mitad de mi mandato”.

Chesa Boudin prometió durante su campaña que despenalizaría ciertos crímenes de ‘calidad de vida’ como orinar en la vía pública.

“No procesaremos casos que involucren crímenes de calidad de vida. Delitos como acampar en público, ofrecer o solicitar sexo, orinar en público, bloquear una acera, etc., no deben y no serán procesados,” declaró Boudin.

Los padres de Boudin eran miembros del grupo terrorista Weather Underground. Cuando estos fueron encarcelados por homicidio, fue criado por los líderes del grupo terrorista.

San Francisco, también ha sido noticia por haberse convertido en una ciudad de indigentes que orinan, defecan y se drogan en las calles, en parte debido a las políticas de estos funcionarios municipales.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com