Redacción BLesEl expresidente Donald J. Trump publicó un comunicado pidiendo a sus seguidores que dejen de donar dinero a los ‘republicanos sólo en nombre’ (RINO) y para ello creó una vía directa de donación el Comité de Acción Política “Salvar América”.

“No más dinero para los RINOS. No hacen más que dañar al Partido Republicano y a nuestra gran base de votantes – nunca nos llevarán a la Grandeza. Envíen su donación a Save America PAC en DonaldJTrump.com. ¡Lo traeremos de vuelta más fuerte que nunca!”, escribió Trump.

El comunicado llega después de una breve disputa entre el expresidente y el Comité Republicano Nacional (RNC por sus siglas en inglés).

Según un reporte de The Hill, los abogados de Trump escribieron una carta al RNC el viernes pasado solicitando que no se use su nombre para pedir donaciones sin una autorización previa.

“El presidente Trump sigue comprometido con el Partido Republicano y con la elección de los conservadores de ‘América Primero’, pero eso no da permiso a nadie -amigo o enemigo- para utilizar su imagen sin una aprobación explícita”, decía el comunicado.

La carta también decía que el RNC y las campañas políticas para el Congreso deben “cesar y desistir inmediatamente del uso no autorizado del nombre, la imagen y/o la semejanza del presidente Donald J. Trump en toda la recaudación de fondos, la persuasión y/o el discurso sobre temas.”

No obstante, el RNC respondió agresivamente al equipo legal de Trump, desestimando la petición.

Le recomendamos:

Justin Riemer, consejero jefe del RNC, dijo que el Gran Partido Viejo (GOP) “tiene todo el derecho a referirse a figuras públicas mientras sea en un discurso político básico, protegido por la Primera Enmienda, y continuará haciéndolo en la búsqueda de estos objetivos comunes”.

La decisión del expresidente de establecer una vía directa de donaciones evitará que aquellos republicanos cuya visión política se alinea más con el beneficio corporativo o cuyos intereses no están dentro de la visión de “América Primero” dejen de recibir dinero en nombre de Trump.

El origen de la disputa

Luego de los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, los demócratas hicieron todo lo posible para culpar a Trump y temiendo su gran influencia en el país, le hicieron un juicio político aun siendo un civil, para que no pudiera presentarse más en las elecciones.

10 representantes y 7 senadores republicanos votaron a favor del juicio político contra Trump, a pesar de que no había argumentos reales y la evidencia fue manipulada.

Con típico estilo directo, Trump criticó duramente a estos republicanos que traicionaron al partido creyendo las mentiras de los demócratas y prometió apoyar y hacer campaña en su contra para que no vuelvan a ganar un lugar en el Congreso.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com