(Redacción Bles) Un informe del Pentágono, dado a conocer el pasado 12 de enero por el diario estadounidense The Huffington Post, muestra un arma rusa tipo drone subacuático que puede transportar bombas nucleares de 100 megatones, las más potentes creadas hasta la fecha.

En 2015 el diario Washington Free Beacon publicó por primera vez datos sobre estas nuevas armas. Ese mismo año reconfirmaron lo que habían informado sobre el dron, gracias a una divulgación por error que hicieron funcionarios rusos.

De acuerdo con la información otorgada por el Pentágono, se confirma la existencia del Sistema Oceánico Multiusos Status-6 o Kanyon, un sistema de drones submarinos rusos capaces de transportar cargas nucleares de 100 megatones alrededor del planeta, con un poder de 6.500 veces la bomba de Hiroshima.

El sistema Kanyon, desarrollado por la Oficina Central de Ingeniería Marina Rubi de San Petersburgo, tiene un alcance de 10 mil kilómetros.

La velocidad máxima de los “drones” se acerca a los 56 nudos o 100 kilómetros, convirtiéndose en una de las naves subacuáticas más veloces. Además, puede alcanzar en una profundidad de mil metros.

Este drone bélico estaría almacenado en submarinos atómicos de la clase “Oscar”, capaces de portar hasta 6 unidades Kanyon.

El portal Washington Free Beacon publicó información que incluiría, además del submarino “Oscar”, a submarinos de tipo Sarov.

Foto del documento desclasificado

En la publicación se menciona que fuentes anónimas del Pentágono dieron a conocer un espionaje efectuado en 2016 que detectó una prueba de lanzamiento de un Kanyon desde un submarino clase Sarov.

El informe del Pentágono llamado “Nuclear Posture Review” puntualiza: “Rusia también está desarrollando al menos dos nuevos sistemas de alcance intercontinental y un vehículo de alcance hipersónico”.

Todo esto en medio de una seria preocupación de la OTAN, que observa cómo Moscú desarrolla un sistema de misiles, que le permitiría lanzar un ataque nuclear muy veloz contra Europa.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!