Redacción BLes– El Comando Espacial de Estados Unidos descubrió que Rusia lanzaba “armas antisatélite” no declaradas al espacio, implicando una amenaza para el país y sus aliados.

Un satélite militar ruso lanzó un misterioso proyectil en órbita a alta velocidad, de acuerdo con la actividad espacial registrada el 15 de julio por los observadores, según Spaceflight Now del 23 de julio. 

“Rusia liberó este objeto en proximidad a otro satélite ruso, lo cual es similar a la actividad en órbita llevada a cabo por Rusia en 2017, e inconsistente con la misión declarada del sistema como satélite inspector”, informó el Comando Espacial de Estados Unidos, indicando que el rastreo se encontraba en Space-Track.org.

“Esto es coherente con la doctrina militar publicada por el Kremlin de emplear armas que ponen en peligro los bienes espaciales de los Estados Unidos y sus aliados”,dijo el General John W. “Jay” Raymond, Comandante del Comando Espacial de los Estados Unidos y Jefe de Operaciones Espaciales de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos, de acuerdo con esta entidad. 

“El sistema satelital ruso utilizado para realizar este ensayo de armas en órbita es el mismo sistema satelital que nos preocupaba a principios de este año, cuando Rusia maniobró cerca de un satélite del gobierno de los Estados Unidos”, agregó el General Raymond. 

Rusia declaró que sus actividades espaciales son puramente pacíficas, pero las observaciones de Raymond dijo que las actividades de la nave espacial que participó en el lanzamiento no eran coherentes con la versión oficial de que se trataba de un satélite de inspección.

Por otro lado, como parte de sus crecientes actividades espaciales, Rusia había lanzado un satélite militar ruso, Kosmos 2542 desde el Cosmódromo de Plesetsk el pasado 26 de noviembre y 11 días después “dio a luz” un segundo satélite Kosmos 254, según Time del 23 de julio.

Por su parte, el Dr. Christopher Ford, el Subsecretario de Estado de los Estados Unidos que actualmente desempeña las funciones del Subsecretario de Control de Armas y Seguridad Internacional, se pronunció con respecto a las actividades espaciales rusas, considerándolas hipócritas y preocupantes.

“Este evento pone de relieve la hipócrita defensa rusa del control de armas en el espacio exterior, con la que Moscú pretende restringir las capacidades de los Estados Unidos mientras que claramente no tiene intención de detener su propio programa contra el espacio – tanto las capacidades antisatélite basadas en tierra como lo que parece ser el verdadero armamento antisatélite en órbita”, dijo Ford. 

“Los Estados Unidos, en coordinación con nuestros aliados, están listos y comprometidos a disuadir la agresión y a defender a la Nación, nuestros aliados y los intereses vitales de los Estados Unidos de actos hostiles en el espacio”, concluyó Raymond.

Un arma antisatélite es utilizada para incapacitar o destruir satélites en órbita. Países como Estados Unidos, Rusia, India y la República Popular de China (Partido Comunista de China)  son poseedores de armas de este tipo.

José Hermosa-BLes.com