Redacción BLesLa viuda de Steve Jobs y multimillonaria heredera de grandes inversiones en Apple y Disney, Laurene Powell Jobs, fue revelada como la financiadora de una de las más grandes redes de organizaciones izquierdistas, con efectos perjudiciales en la democracia. 

Jobs es una de las mujeres más ricas del mundo que canaliza sus aportes a través del Colectivo Emerson (EC, por la sigla en inglés), como lo describe el autor Alexander Marlow en un artículo de Breitbart el 19 de mayo. 

Asimismo, ejerce su influencia a través del controvertido medio The Atlantic que trató de difamar al entonces presidente Trump utilizando fuentes ‘anónimas’ y que hace un año pronosticó un desastre con la eliminación de los cierres impuestos por el virus PCCh (Partido Comunista de China), en un artículo con el título: “Experimento sobre sacrificio humano en Georgia”.

También financia a medios como Axios, Mother Jones y ProPublica, que forman parte de la izquierda activista, y a Now This, un canal de noticias virales de la izquierda política.

Igualmente, aporta dinero en ACRONYM, una empresa tecnológica demócrata que financió al Courier Newsroom. 

“Courier y Acronym están explotando la pérdida generalizada del periodismo local para crear y difundir algo que realmente no necesitamos: propaganda partidista hiperlocal”, difundió el organismo de vigilancia de los medios de comunicación de izquierdas New Guard. 

En cuanto al EC de Jobs, este financia a “una amplia red de medios de comunicación, organizaciones y políticos de izquierdas”, y sus aportes ‘oscuros’ la convierten en merecedora del título de la “Mega donante menos transparente de 2019”, conferido por Inside Philanthropy.

Si bien es una de las donantes más importantes de Estados Unidos, entre otras causas a la de los inmigrantes ilegales: “No tenemos ni idea de cuánto dona anualmente, ni de a dónde va exactamente el dinero”, señaló Inside Philanthropy en diciembre de 2019. 

Le recomendamos: Los MÍTINES MAGA YA TIENEN FECHA

Ad will display in 09 seconds

Por otro lado, el multimillonario suizo, Hansjörg Wyss, es llamado el “nuevo George Soros”, y en un artículo sobre él la autora, Samantha Chang, del medio The Western Journal hace una fuerte alusión. 

Chang dijo: “Los donantes ricos que financian causas antiamericanas y de izquierdas… Se extienden por todas partes y tardan una eternidad en morir”.

Y agregó: “Entre 2016 y 2020, el anciano de 85 años dirigió 135 millones de dólares al Fondo Dieciséis Treinta, una organización de dinero oscuro que financia a un grupo de grupos de izquierda”. 

Por su parte, el Fondo Dieciséis Treinta aportó dos millones de dólares para presionar la aprobación de la conversión de Washington, D.C. en estado, y la del proyecto de ley HR 1, dos causas orientadas a asegurar el control demócrata indefinido de la Casa Blanca, en el Congreso y en las legislaturas locales.

En este mismo sentido, Wyss donó millones de dólares a organizaciones que impulsaron la destitución del entonces presidente, Donald Trump, y difundieron propaganda anti-Trump.

“Donantes anónimos vertieron cantidades récord de dinero en grupos que respaldan al presidente Joe Biden en la contienda de 2020, dejando al público sin una contabilidad completa de quién lo ayudó a ganar la Casa Blanca”, informó el Center for Responsive Politics en marzo.

Así, Jobs y Wyss son parte del grupo de multimillonarios que al igual que George Soros se interesan en desestabilizar los gobiernos democráticos tradicionalmente constituidos.

Soros, por su parte, además de dar dinero a las causas izquierdistas de muchos países, en Estados Unidos aportó más de 70 millones de dólares para la elección del presidente, Joe Biden, y financia las campañas electorales de los fiscales de izquierda, entre otras.

José Hermosa – BLes.com