Redacción BLes– Una reciente investigación sobre el virus PCCh, también conocido como COVID-19 en Florida, EE. UU, ha revelado una falta de consistencia entre los decesos contados, pues muchas de esas muertes registradas fueron causadas por otras condiciones de salud.

Según varios informes de una oficina forense del condado de Palm Beach a los que tuvo acceso la cadena de noticias CBS 12 News, se hallaron alrededor de 8 ejemplos distintos en los que el deceso de una persona terminó siendo asociado al virus del PCCh, aunque en realidad había muerto por otra causa.

Un hombre de 60 años que murió por un herida de bala en la cabeza, un hombre de 90 años que sufrió una caída, se fracturó la cadera y terminó muriendo a causa de ello, así como una mujer de 77 años que falleció como resultado del Parkinson, también fueron identificados en los informes por muertes del virus PCCh.

Rachel Eade, una residente del condado Palm Beach que ha estado investigando el caso, expresó a CBS 12: “Creo que es completamente engañoso. Necesitamos eliminar esos casos que no son exclusivos de COVID, y debemos dar esa información a las personas”.

Eade señaló que de las 581 muertes registradas, tan solo 169 estaban relacionadas al virus del PCCh.

La semana pasada, el Dr. Raul Pino, Oficial de Salud del Condado de Orange admitió que la muerte de un hombre que se accidentó en una motocicleta fue registrada como un deceso por contagio del virus, argumentando que no era necesariamente incorrecto ya que el virus podría haber causado el accidente.

El Dr. Pino añadió: “Lo único que puedo decirle a la gente es que los datos que le proporciono son los datos que consumimos del estado. Le ofrecemos los mejores datos que tenemos”.

El Departamento de Salud de Florida intentó aclarar a Fox 35 que las muertes por el virus PCCh solo se determinan si figuran como una causa inmediata o subyacente de la muerte o si hay una infección confirmada de virus o por medio de una prueba de laboratorio, enfatizando que al registrar un deceso no se cumple con criterios de exclusión como trauma, suicidio, homicidio, sobredosis, accidentes automovilísticos.

Por su parte, Darren Caprara, Director de Operaciones en la Oficina del Examinador Médico de Miami-Dade, afirmó que una vez que el despacho recibe una notificación sobre un posible caso de contagio se da inicio a una investigación a fondo, reuniendo todo tipo de registros médicos, historial médico e incluso resultados de pruebas.

A comienzos de la semana se descubrió que el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) enumeró más de 3,700 muertes por coronavirus que fueron el resultado de “lesiones intencionales y no intencionales, envenenamiento y otros eventos adversos”, según el Washington Examiner.

Ante el incremento de muertes registradas por el virus del PCCh, el gobernador de Florida Ron de Santis, hace poco reconoció las inconsistencias en los registros, afirmando: “Hemos tenido otros incidentes en los que no hay una relación real y se ha contado. Por lo tanto, queremos ver eso y ver qué tan generalizado es ese problema también”.

César Múnera-BLes.com