Redacción BLes- La Asociación Nacional de Académicos (NAS) reveló que el College Board, la entidad que regula los exámenes de admisión universitaria en EE. UU. (SAT) recibió grandes sumas de dinero del Partido Comunista de China (PCCh) y permitió su acceso estratégico a la educación primaria y secundaria, (K-12).

El College Board, también patrocinó la intervención de los Institutos Confucio en el sistema K-12, sirvió como reclutador para programas del PCCh y le ayudó a diseñar y ganar control sobre el entrenamiento de los maestros americanos, según el reporte del 10 de septiembre. 

“China ha sido especialmente agresiva en la búsqueda de socios occidentales que puedan prestar al gobierno chino un barniz de credibilidad y respetabilidad, y el College Board ha recibido esas ofertas con los brazos abiertos”, declaró Rachelle Peterson, una académica de la NAS responsable del informe, de acuerdo con The Washington Free Beacon del 14 de septiembre. 

La asociación del College Board y el PCCh empezó en el 2003, y a través de la institución china Hanban establecieron una veintena de aulas del Instituto Confucio y similares, catalogados como un órgano de propaganda del PCCh en centros críticos del sistemas escolar público.

Para  varios legisladores estadounidenses el PCCh usa los Institutos Confucio para promover la propaganda entre la próxima generación de jóvenes americanos.

Como parte de su estrategia propagandística, el PCCh les impide a sus profesores discutir temas delicados como las atrocidades de derechos humanos cometidos en el país contra las minorías étnicas y contra la libertad de prácticas religiosas, que ocurren en Xinjiang, el Tíbet y en otros lugares.

El primer aporte de dinero del PCCh al College Board en 2003 fue de 685.000 dólares, y desde entonces la asociación se profundizó.

Así, en el 2014, el CEO del College Board David Coleman se refirió a Hanban comparándola con el “sol” que “ilumina el camino para desarrollar la enseñanza del chino en los Estados Unidos”.

El impacto del PCCh a través de los Institutos Confucio ha sido tal que el Departamento de Estado los designó como una misión extranjera china, y el secretario de Estado, Mike Pompeo,se refirió a ellos. 

Los Institutos Confucio constituyen “una entidad que promueve la propaganda global y la campaña de influencia maligna de Beijing en los campus de Estados Unidos y las aulas K-12”, afirmó Pompeo en un comunicado del 13 de agosto. 

Luego, en una entrevista publicada el 1° de septiembre, Pompeo explicó que los Institutos Confucio eran financiados por el PCCh y estaban vinculados profundamente en actividades de espionaje dentro de las universidades estadounidenses, incluso introduciendo espías y colaboradores en la academia. “Creo que todo el mundo está llegando a ver el riesgo asociado con ellos”

José Hermosa-BLes.com